Como lograr buenas papas fritas al horno

Como lograr buenas papas fritas al horno

729
0
Compartir
No es imposible lograr papas al horno que se parezcan al sabor de las papas fritas. Este cambio de cocción puede reducir hasta un 50% el nivel calórico de la preparación, siempre que se utilice poco aceite. Foto: Keith McDuffee

¿Estas buscando cuidarte sin perderle el gustito a las cosas ricas? Aquí te aconsejamos como lograr papas al horno más saludables y con menos calorías pero que parezcan fritas! 9 consejos básicos de preparación para lograr este exquisito sabor…

¿A quien no le gustan las papas fritas? Si queremos mantenerlas en el menú pero en una versión más “saludable”, aquí te aconsejamos 9 puntos a tener en cuenta para que queden crocantes y deliciosas.

1. Cortar en tiras o rodajas finas

Mientras más delgadas, más fácil es lograr que salgan crujientes. Así contiene menos agua, pero más área para que esta se evapore.

2. Deshidratar las papas antes de cocinar

Deshidratación, literalmente, significa sacar la humedad. Esto parece como una solución obvia si queremos conseguir patatas o papas crujientes! Si tienes la suerte de tener un deshidratador, puede poner las papas allí por un par de horas. Asegúrese de que no estén completamente secas, ya que todavía van a perder agua luego en el horno. El horno también puede funcionar como un deshidratador si la temperatura se mantiene baja (120 ° -170 ° F). Asegúrese de seguir los consejos nro. 7 y 9 si se deshidrata en el horno.

3. Remojar en agua antes de cocinar

Esta es una técnica que funciona sorprendentemente bien. Simplemente remojar las papas fritas en un poco de agua durante 1-2 horas antes de hornearlas. Se recomienda cambiar el agua en la mitad del remojo, esto ayudará a que pierdan almidón.
El almidón de las patatas dificulta que la humedad se pierda, eso hace perdurar el agua en la patata. Asegúrese de enjuagar después, para quitar el almidón, y secar completamente antes de cocinar.

Beneficio de salud adicional: Remojar las papas antes de cocinarlas ha demostrado que reduce la formación de acrilamida. En un estudio, las papas fritas que habían sido remojadas previamente tenían hasta un 48% menos de acrilamida que las papas que no estaban en remojo previamente. En papas fritas levemente cocidas, no doradas.

4. Sumerja en claras de huevo y harina

Con el fin de crear una costra, puede rebozar sus papas en algunas claras de huevo y harina antes de hornear. Necesitará alrededor de 1 clara de huevo y 1 cucharada de harina (trigo, arroz, quinua, avena, etc.) para dos papas medianas. Batir las claras de huevo a punto de nieve. Pase las papas por las claras de huevo y reboce con la harina. Mezclar bien, sazonar y hornear como de costumbre. Esto realmente les da una bonita corteza.

5. Utilice papel de pergamino o manteca

El papel manteca funciona muy bien para obtener unas papas crujientes. Posiblemente se deba a que el agua puede penetrar a través de los poros finos del papel, mientras que papel de aluminio o superficies enceradas con aceite son más impermeables.

6. Colóquelas en la rejilla inferior del horno

Cuando se coloca la asadera o bandeja con las papas en la rejilla inferior del horno, la superficie de la bandeja se calienta más que si se coloca en el centro. De esta manera se doran mejor. Además, las dejan más crujientes. Solo debe cuidar la cocción con más atención para que no se quemen y también asegurarse de no colocar otra bandeja en los bastidores superiores.

7. Asegúrese de que no llenar la bandeja o asadera de papas

Este es probablemente uno de los errores más comunes. Sólo colocar tantas papas que se pueda sin amontonarse. Si hay una multitud, habrá mucho vapor de agua, por lo que no quedarán bien crujientes.

8. Gire la asadera a la mitad de la cocción

Esto no sólo ayuda porque te obliga a realizar el punto 9, sino que nos asegura que las papas se doren de forma homogénea y larguen más sabor.

9. Abra la puerta del horno un par de veces

La razón por la que un deshidratador funciona es porque poseen un ventilador que trae constantemente aire seco y elimina en el aire húmedo. Dependiendo del horno, el vapor de agua se mantiene sobre todo en el interior del horno y se cocina con el. Al abrir el horno un par de veces (3-5) durante la cocción permite el escape de agua y su cocción sea más seca, logrando la rica costra en nuestras papitas.

Evitar las papas fritas extra doradas: Reacción de pardeamiento

El carácter crujiente de un alimento también puede ser producido por algo que se llama la “reacción de pardeamiento”. Si alguna vez has quemado algo, ya lo conoces bien! Dorar un poco la comida esta bien, pero se debe evitar llegar a tostarlo tanto como sea posible, ya que esto generalmente significa una gran cantidad de carcinógenos presentes en el alimento final.
En el caso de las papas o patatas y otros alimentos ricos en almidón –como pan, cereales, etc.- esta reacción forma acrilamida.

¿Qué es la acrilamida?

La acrilamida es una sustancia química que se forma en los alimentos ricos en hidratos de carbono durante las altas temperaturas (por encima de 250 ° F). Se ha demostrado que causa cáncer en animales de laboratorio y otros estudios epidemiológicos han demostrado una posible relación entre la acrilamida y el cáncer de mama. Comer una gran cantidad de acrilamida también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. Los alimentos altos en acrilamida son chips, papas fritas, tostadas, galletas, cereales, pan y palomitas de maíz. La fritura es la mejor manera de crear una gran cantidad de acrilamida. Con el fin de reducir su consumo, evita pasarte con la cocción los alimentos con almidón.

¿Sabías que…? Fumar también es una fuente importante que genera acrilamida. Sin embargo, es fácil pasarlo por alto, debido a que existen miles de otras sustancias químicas nocivas en el cigarrillo.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO