Aprende a descongelar sin perder nutrientes

Aprende a descongelar sin perder nutrientes

1425
0
Compartir
Foto: PDPics

El descongelado correcto de algunos alimentos es primordial para su sabor, textura y calidad final. Los expertos en salud alimenticia recomiendan descongelar los alimentos en la heladera, microondas o poner el paquete en una bolsa hermética de plástico sumergida en agua fría y cambiarla cada 30 minutos.

La mejor manera de descongelar los alimentos es de forma gradual, colocándolos en la heladera, de manera que se mantiene la calidad de los alimentos. Pero esto puede que no siempre sea posible, y el microondas resulta cómodo y práctico.
En caso de descongelar alimentos en el microondas, es importante leer primero las instrucciones del empaque. También es importante dejar por lo menos unos 5 centímetros entre el alimento y la superficie interior del microondas -las paredes-, para permitir de esta manera que circule el calor.

No olvide que porciones o alimentos pequeños se descongelarán más uniformemente que los grandes, y los alimentos descongelados en el microondas deben ser cocinados inmediatamente después de haber sido retirados. No es recomendable dejar carnes sobre la mesa o el lavadero sin agua fría que los cubra, ya que esto favorece la rápida multiplicación de bacterias.

Tips para congelar

  • Nunca congeles nuevamente un alimento descongelado.
  • Congela por porciones que acostumbras consumir, evita congelar cantidades grandes que te obliguen a descongelar todo el alimento.
  • Empaca tus alimentos en bolsas especiales para congelación, o en moldes que no se vean afectados por las bajas temperaturas, siempre debes proteger completamente el alimento para evitar que se queme o se contamine.
  • Si vas a congelar un alimento preparado, primero deja que se enfríe completamente antes de ponerlo en el congelador.
  • Etiqueta los productos con la fecha de congelación y fecha de caducidad.
  • El tiempo que transcurra entre la compra del alimento y su congelación debe ser mínimo.
  • Elige siempre alimentos frescos y de buena calidad.

Tips para descongelar

  • La descongelación es un proceso contrario a la congelación: se va aumentando la temperatura poco a poco; entonces la estructura rígida inicial va desapareciendo, y los tejidos celulares recuperan su apariencia natural.
  • Solamente descongela el alimento que vas a consumir.
  • Consume el alimento descongelado el mismo día.
  • Saca el alimento del congelador y pásalo a la parte más baja de la heladera, para que se descongele gradualmente y sin cambios bruscos de temperatura. Procura colocar el alimento sobre un plato o recipiente, para evitar que gotee sobre otros alimentos y los contamine.
  • No descongeles un alimento bajo el sol, o con agua caliente. Es mejor en un lugar fresco.
  • Puedes descongelar un alimento sumergiéndolo en agua fría, dentro de un envase o bolsa de plástico herméticos.
  • El tiempo de descongelación depende de la cantidad del alimento, te sugerimos tomar tiempo para programar su preparación.
  • Asegúrate de que tu congelador mantenga una temperatura de –4°.
  • Las hortalizas pueden ser cocinadas al vapor sin necesidad de descongelarlas.

Descongelar carnes y pescados

El tiempo de descongelación de carnes y pescados es similar. Los productos de gran tamaño, como son los pollos, la carne para asados y guisados y los pescados enteros, tienen que ser descongelados en la heladera, en recipientes cubiertos, durante el tiempo suficiente, antes de empezar a cocinar. Los alimentos de dimensiones pequeñas, como los filetes, si pueden descongelarse a temperatura ambiente, ya que el tiempo que requieren es breve y el riesgo de que se estropeen es muy bajo.

Nunca se debe descongelar la carne bajo el grifo del agua caliente.

La carne y el pescado cortados en rodajas o filetes, que estén completa o parcialmente congelados, pueden ser puestos directamente en la sartén o el horno.

Descongelar fruta

Si la fruta va a ser consumida cruda, hay que destapar el envase y dejar que se descongele en el frigorífico durante por lo menos 24 horas.
La fruta de pequeñas dimensiones (fresas, grosellas…) congelada por piezas antes del envasado en una bolsa de plástico o de papel de aluminio puede utilizarse directamente. Se puede agregar a macedonias o tartas ya cocidas, colocándola en este caso entre dos capas de gelatina para evitar que la pasta se humedezca y dejándola descongelar a temperatura ambiente.
Si se desea consumir este tipo de frutas solas, hay que dejarlas descongelar en la heladera.
En el caso de que la fruta congelada vaya a ser utilizada para hacer una compota, puede ponerse directamente en la cacerola, sobre fuego suave.

Descongelar pan y repostería

Este tipo de productos pueden descongelarse en heladera o a temperatura ambiente. Conviene quitarles el papel de aluminio o la hoja de plástico que envuelve el producto congelado.
Si se quiere descongelar el pan con mayor rapidez, éste puede ponerse en el horno, a temperatura mínima. Es conveniente colocar un recipiente bajo y ancho con agua caliente en el fondo del horno para evitar que el pan se seque y se resquebraje la corteza.

La pasta quebrada que se ha congelado cruda puede ponerse directamente en el horno, sin descongelar. Lo mismo puede hacerse con los discos de pizza, que se pueden cubrir con los ingredientes elegidos y hornearse sin necesidad de descongelarlos previamente.

Los pasteles que se han congelado ya rellenos y con su glaseado, deben descongelarse siempre en heladera, quitándoles el envoltorio.

Descongelar platos preparados

Los platos que deben ser consumidos fríos se descongelan dentro de la heladera, mientras que los restantes, pueden pasar directamente del congelador al horno o al microondas.

Los bloques congelados de salsas, sopas, moluscos…, pueden ponerse directamente en el recipiente escogido para descongelarse a fuego directo. Se les añade un poco de agua o caldo.

Los recipientes de aluminio y los de plástico que contengan platos preparados, deben ser puestos sin abrir, debajo del agua fría de la canilla. Luego se vierte el contenido en el recipiente escogido, donde el plato se calentará y alcanzará el punto óptimo de cocción.

Descongelar salsas y fondos

Deben descongelarse sobre la llama o a baño maría, a fuego lento, y mantenerlos así hasta que se derritan y calienten bien, sin olvidar de revolverlos cada tanto.

Descongelar verduras

Las verduras congeladas que vayan a hervirse pueden verterse directamente en agua hirviendo. El punto de cocción se alcanza en pocos minutos, (tardan en cocerse 1/3 del tiempo menos que las verduras frescas).

Cuando las verduras descongeladas vayan a utilizarse en guisos con jugo abundante, pueden cocinarse junto con el resto de los ingredientes frescos, echándolas en el recipiente usado en el momento indicado para respetar los tiempos de cocción.
Las verduras cortadas en rodajas o tiras pueden guisarse directamente en la cazuela con un poco de aceite o manteca, o bien cocerse, como las demás verduras, en agua hirviendo.

 

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO