Diabetes: El yacón y su acción hipoglicemiante

Diabetes: El yacón y su acción hipoglicemiante

593
0
Compartir
Raíz andina con gran potencial medicinal, su alto contenido de inulina se utiliza para tratar la diabetes, dislipidemia tipo II y la hipertensión. Foto: NusHub

Esta PLANTA Y SU raíz andina de sabor dulce es muy recomendada para diabéticos. Su principal ventaja es el contenido de inulina, fibra dietética que ayuda al organismo a metabolizar la glucosa. se destaca SU capacidad de NIVELAR LA glucosa.

Los estudios realizados indican que las hojas tienen propiedades medicinales, porque contienen una sustancia llamada inulina, que es la encargada de reducir la concentración de glucosa en la sangre y actúa como relajante y antiestrés.
El yacón es una planta cultivada antiguamente por los Incas en los Andes del Perú, en grandes extensiones, por constituir parte de la dieta alimentaria y medicinal. Es un pariente lejano del girasol. Sus raíces son comestibles, dulces y bajas en calorías, y se suelen comer crudas.

Componentes químicos y valor nutricional del yacón

Bondades en sus hojas

El estudio químico y bromatológico de las hojas ha revelado que entre otros componentes, contiene un 11% de proteína. Por eso, en los pueblos de la sierra, son utilizadas como forraje para alimentar a animales de pastoreo y para la crianza de cuyes. En Japón, los científicos, productores y consumidores, han formado la Asociación Japonesa del Yacón. Esta sociedad y otras agrupaciones análogas extranjeras están explotando su cultivo y promoviendo el consumo del “té andino”, a base de las hojas de esta planta. Mientras que en los Andes el cultivo del yacón está perdiendo vigencia, industriales de Japón, Brasil, Nueva Zelanda y otros países están explotando este alimento-medicamento y han abierto un mercado internacional con diversos productos.
El yacón estimula el páncreas. Gracias a ese estímulo se contribuye a la conservación de azúcar en la sangre.

Características de sus raíces

Las raíces frescas contienen de 83 a 87% de agua. La materia seca de los tubérculos -MS- contiene un 70% de carbohidratos. Entre sus elementos, se encuentra la inulina.

El papel de regulación de la glucosa

Contiene además minerales -calcio, fósforo y hierro- y vitaminas B y C.
La inulina y los oligosacáridos de bajo GP -Grado de Polarización- están en la categoría de alimentos no digeribles. Al no ser digeribles, estos compuestos no son asimilados y no dan calorías. Comer yacón en su forma natural o un alimento a base de este tubérculo no va a incrementar el peso de la persona ni a elevar los niveles de glucosa sanguínea.    

El yacón no es la única fuente natural de inulina. También contienen este componente las raíces de la achicoria -Cichorium intybus- y los bulbos de la Dalia -Dalia sp.-.
El contenido promedio de azúcares aumenta y se concentra en las raíces expuestas al sol.

Composición por 100 gramos de porción comestible:

Componente Cantidad
Energía 54 Kcal
Agua 86.6 g.
Proteínas 0.3 g.
Grasas 0.3 g.
Carbohidratos 12.5 g.
Fibra 0.5 g.
Ceniza 0.3 g.
Calcio 23 Mg.
Fósforo 21 Mg.
Hierro 0.3 Mg.
Retinol 12 Mcg.
Tiamina 0.02 Mg.
Riboflavina 0.11 Mg.
Niacina 0.34 Mg.
Ácido ascórbico 13.1 Mg.

El páncreas y la hormona insulina

La porción endocrina del páncreas lo conforman células conocidas como Islotes de Langerhans. Las células beta de estos islotes elaboran la insulina. Esta hormona se segrega en respuesta a una elevación en la concentración de azúcar en la sangre -por ejemplo después de una comida. Disminuye su concentración cuando los niveles de glucosa sanguínea han descendido hasta alcanzar sus valores normales, ya sea por el paso de la glucosa sanguínea excedente a las células o debido a la conversión en su polisacárido de reserva correspondiente: el glucógeno.
La principal función de la insulina es la de actuar como mediador o facilitador del ingreso de glucosa desde los vasos sanguíneos hacia el interior de las células, donde sirve como combustible para obtener energía química con la que llevan a cabo sus funciones específicas. Mediante el ingreso de glucosa a las células y/o su conversión en glucógeno, se mantiene constante la concentración de la glucosa sanguínea -90– 110 mg / 100 ml-.

Los carbohidratos alimenticios: fuente exógena de glucosa

Cuando por diversas causas -fisiológicas, metabólicas o genéticas- la glucosa sanguínea no ingresa a las células, cada vez que la persona ingiere carbohidratos en sus alimentos -pan, dulces, harinas, fideos- son convertidos en glucosa, incrementándose sus valores en la sangre. Todo eso se produce en perjuicio de las células, que sin esta molécula que representa su combustible químico no pueden cumplir eficazmente sus funciones. Esto desencadena un conjunto de síntomas que corresponden a la enfermedad conocida como diabetes.

Extractos foliares con acción farmacéutica

El uso de las hojas para la preparación del té medicinal para el tratamiento de la diabetes es un hábito que ha surgido espontáneamente en tiempos modernos, probablemente en Japón. Existen claros indicios experimentales que dan un sustento fisiológico a este uso. Fue detectado por un grupo de investigadores brasileños y confirmado más tarde en la Argentina. Los extractos acuosos de las hojas tienen la capacidad de reducir los niveles de glucosa en la sangre.
Los extractos foliares del yacón tiene la capacidad de de aumentar los niveles de insulina en la sangre y consecuentemente reducir los niveles de glucosa. Esta reducción se manifiesta positivamente, manteniendo la capacidad filtrante de los riñones. En personas con diabetes, el riñón aumenta la eliminación de creatinina y de albúmina. Con su consumo disminuye la eliminación de estos dos compuestos y los lleva a sus valores normales.
Estos resultados dan apoyo experimental al uso del té de yacón. Por otro lado, aunque estos resultados son muy promisorios, es necesario un proceso experimental más detallado y prolongado para poder evaluar plenamente la acción farmacológica de los extractos en humanos.

Efectos de la insulina en el organismo

La inulina y la oligofructosa constituyen un grupo de oligosacáridos, derivados de la sacarosa, que se aíslan de fuentes vegetales naturales. Se pueden clasificar como fibra dietética y tienen efectos beneficiosos sobre el tránsito intestinal.
Los efectos beneficiosos que tiene su consumo son:

  • Reducen el riesgo de arterioesclerosis, asociada con resistencia a la insulina y dislipemia -especialmente con hipertrigliceridemia- y que como es sabido se asocia a modos de alimentación hipercalóricos y basados fundamentalmente en hidratos de carbono. Los datos experimentales muestran que la oligofructosa inhibe la lipogénesis hepática y consecuentemente tienen un efecto hipotrigliceridémico.
  • Reducen el riesgo de osteoporosis, porque mejoran la biodisponibilidad del Calcio. Se ha demostrado que aumenta tanto la densidad mineral del hueso como de la masa ósea.

Formas de utilización: potencial genético, agronómico y alimentario.

Consumo humano: las raíces son consumibles en estado fresco, soleado, sancochado, horneado y en forma de refrescos
Uso industrial: fuente de azúcar dietética, alcohol.
Uso medicinal: para pacientes enfermos con diabetes.
Agricultura: Potencial agronómico como protector de suelos, por su capacidad de mantenerse como especie perenne, especialmente en zonas agroecológicas áridas.

Constituye un recurso muy promisor para la dieta y medicina, debido a que es una alternativa esperanzadora para los pacientes enfermos con diabetes. Los azúcares que contiene están almacenados en forma de inulina, polímero de la fructosa o levulosa: un “azúcar” con características especiales, que aún siendo más dulce que la glucosa. No causa problemas en los diabéticos, por no elevar la glucosa sanguínea.
Al igual que de la caña de azúcar, se pueden concentrar los azúcares y obtener una chancaca o panela. Existe además un potencial agroindustrial para la transformación de estos azúcares en alcohol.

Como medicina alternativa para la diabetes deben consumirse aproximadamente 300 gr de Yacón fresco, porque ello permite consumir 66 gr de fructosa inulina.
Sus hojas también tienen poder hipoglucemiante por lo que pueden consumirse en tinturas, capsulas o infusiones. 

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO