¿Hígado enfermo? Conoce la Silimarina

¿Hígado enfermo? Conoce la Silimarina

796
0
Compartir
El alcohol y las comidas altas en grasas afectan el estado del hígado. La silimarina nos protege de problemas hepáticos y vesiculares. Foto: Francis Bourgouin

El hígado esta expuesto a diferentes agresiones como toxinas, alcohol y fármacos. La silimarina resulta un aliado hepático de los más destacados del reino vegetal.

Es el órgano de mayor tamaño y complejidad metabólica del organismo. Posee una enorme capacidad de regeneración.
Independientemente de cuál haya sido el origen de la enfermedad que presenta el hígado, la meta para el tratamiento es tratar de disminuir el daño a la célula hepática y potencializar los procesos de reparación del órgano.

En 1968, científicos alemanes aislaron el Silymarin –Silimarina-, extracto de la hierba Cardo Mariano o lechero (Milk thistle-Sylybun marinarun) y es ahora una de las plantas indicadas con mayor frecuencia por los médicos europeos, para el tratamiento de la enfermedad hepática.

Acción de la Silimarina en la salud

Diferentes estudios han demostrado la actividad terapéutica de la Silimarina (Silymarin), basada en los siguientes seis mecanismos de acción:

  1. El Sylimarin o Silimarina es una mezcla de flabolignans, potentes antioxidantes.
  2. Cambia la estructura de la membrana externa o pared celular de la célula hepática -hepatocito-, previniendo que las toxinas u otros contaminantes entren a la célula.
  3. Estimula la síntesis de proteínas en la célula hepática y la regeneración de células hepáticas dañadas. No estimula el crecimiento de tejido hepático maligno.
  4. Inhibe la enzima lipoxygenasa, que cataliza la reacción para la formación de grasas oxidadas poliinsaturadas que dañan al hígado.
  5. Como antioxidante es 10 veces más potente que la vitamina E y aumenta los niveles de glutation en la célula hepática. El glutation es un antioxidante natural intracelular, muy importante para evitar mutaciones del DNA y RNA.
  6. Aumenta la enzima superóxido dismutasa. Esta enzima, en conjunto con la enzima glutation peroxidada, es fundamental en la detoxificación y regeneración de la célula hepática.

Qué puede consumir el enfermo hepático

La comisión alemana (German Commission E) -organismo que regula la prescripción de tratamientos con plantas medicinales- recomienda el Cardo Mariano para el tratamiento del daño hepático por toxicidad, como soporte enfermedades inflamatorias crónicas del hígado y cirrosis. La hierba contiene cromo, importante para la regulación de los niveles de azúcar en sangre y otros minerales importantes para otras funciones del organismo como hierro, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, zinc y estaño.

En estudios en animales con daño hepático por tetracloruro de carbono, tioacetamida y virus, los investigadores demostraron la efectividad del Cardo Mariano en la disminución de los efectos tóxicos, en la mejoría de la función hepática y la supervivencia.
Uno de los estudios más importantes fue llevado a cabo en Europa, con pacientes que accidentalmente habían ingerido el hongo Amanita muscaria. La muerte sobreviene en 30 a 40% de estos pacientes y es por toxicidad hepática. Sin embargo, de 49 pacientes tratados con Cardo Mariano en las primeras 24 a 36 horas después de la ingestión del hongo, ninguno murió.

En un estudio a gran escala realizado en Alemania en 1992 con 2637 pacientes tratados con Cardo Mariano en condiciones como cirrosis hepática, hepatitis e hígado graso, después de 8 semanas tomando el extracto estandarizado de la hierba, 63% de los pacientes habían disminuido sus síntomas en forma significativa, 27% de los pacientes sus hígados volvieron al tamaño normal y en el 56% de los pacientes el hígado disminuyó de tamaño en una forma considerable. En el 46% de los pacientes, la medición en la sangre de las enzimas hepáticas que en estos casos están muy elevadas, disminuyó.

La hierba Cardo Mariano se puede tomar por largos períodos de tiempo, sin peligro de toxicidad.

Sepa cómo cuidar su hígado

Si usted tiene enfermedad hepática tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Siga una dieta a base de vegetales, y frutas. Sobre todo, baja en proteínas y grasas.
  • Evite el alcohol y el tabaco. No consuma suplementos de aminoácidos o proteínas.
  • Tenga mucho cuidado con cualquier tratamiento, ya sea médico o natural, porque la mayoría de los medicamentos tienen su metabolismo en el hígado y no es conveniente darle una mayor carga -de todas formas, consultarlo con su médico.
  • Evite estar expuesto a tóxicos de origen industrial -vapores de autos, gasolina, solventes.
  • Tome por lo menos de 6 a 8 vasos de agua al día
  • Los baños sauna o de vapor son recomendables -a menos que su médico lo contraindique. La sudoración ayuda en la limpieza de toxinas del cuerpo
  • Tome té de Diente de León o gotas herbales de Cocú, para ayudar al hígado a depurarse naturalmente.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO