9 minerales fundamentales para la salud

9 minerales fundamentales para la salud

1419
0
Compartir
Los alimentos no siempre son suficientes en calidad y cantidad para satisfacer todas las necesidades del organismo. Foto: Miquel Vernet

El zinc, el magnesio, el hierro, el calcio, son algunos de los principales minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Aunque se pueden encontrar en los alimentos, muchas veces la alimentación inadecuada o la baja calidad de los alimentos que ingerimos lleva a una deficiencia mineral.

Los minerales son elementos químicos simples e inorgánicos -metales. Los alimentos naturales son la principal fuente de metales para nuestro organismo, tanto si el alimento es de origen vegetal como animal. Son esenciales para mantener saludables y funcionando las células de cada uno de los órganos del cuerpo, activan la producción de líquidos y diversas sustancias en él organismo, como las hormonas o enzimas y ayudan en la realización de procesos vitales como la respiración, la digestión o la circulación

Los minerales no pueden ser fabricados por el organismo humano, pero forman parte de las frutas, vegetales y otros alimentos, presentes en pequeñas cantidades. Sin embargo, los alimentos no son siempre suficientes en calidad y cantidad para poder satisfacer todas las necesidades del organismo en dichos metales, y en tal caso hemos de recurrir a los suplementos minerales para aumentar la ingestión de metales. En el organismo, mediante un proceso natural, los elementos inorgánicos minerales son transformados en formas orgánicas que pueden ser absorbidas perfectamente por las vellosidades intestinales, y pasar así al torrente sanguíneo.

Entre los más importantes para el cuerpo encontramos: hierro, zinc, calcio, potasio, sodio, yodo, magnesio, cromo, fósforo, flúor  y otros más.

Hierro

Sirve para producir hemoglobina y transportar oxígeno a todo el cuerpo.
Su falta provoca: Anemia, fatiga, depresiones y favorece las infecciones.
Se lo encuentra en: Higos, vegetales de hoja verde, dátiles, cereales, leguminosas, pepitas, yema de huevo, hígado, carnes, sardinas.

Magnesio

Ayuda al funcionamiento de los músculos, conserva sanos los huesos, dientes y articulaciones.
Su falta provoca problemas en músculos y nervios, debilidad y convulsiones.
Se lo encuentra en: Germen de trigo, habas, frijoles, maíz, avena, almendras, azúcar morena, nueces, higos, verduras de hoja verde.

Calcio

Sirve para la formación y cuidado de huesos y dientes, participa en la coagulación de la sangre, ayuda a las funciones musculares y es necesario para el sistema nervioso.
Su falta provoca: Reblandecimiento y debilidad en los músculos, raquitismo, osteoporosis y favorece las caries y la debilidad de las uñas.
Viene en: Hortalizas de hoja verde, berro, semillas de sésamo, perejil, leche, queso, mantequilla, tortillas y carne de pescado.

Zinc

Contribuye a un adecuado crecimiento en general del organismo como también en el del cabello, ayuda en el desarrollo sexual y en el cuidado de la piel.
Su falta provoca: problemas en el crecimiento, disminución de las defensas del cuerpo, anemia, problemas en la piel, disminución de la sensibilidad de los sentidos del gusto y del olfato.
Viene en: Legumbres, frutos secos, maníes, cereales, semillas de girasol, carne roja, huevos y mariscos.

Fósforo

Sirve para: La formación de huesos y dientes y produce energía para la formación de células.
Su falta provoca: Debilidad y anorexia.
Se encuentra en: Cereales, porotos, lentejas, habas, carnes rojas, pescados, pollo, huevo y yogurt.

Selenio

Es antioxidante, protege contra en cáncer, ayuda al buen funcionamiento del corazón, el hígado y los órganos reproductores.
Su falta provoca: Dolores musculares.
Viene en: Cereales integrales, verduras, carnes rojas, pescado, leche, queso.

Potasio

Ayuda al funcionamiento de los riñones y del corazón, también en la transmisión de impulsos nerviosos, controla el nivel de agua corporal.
Su falta provoca: Debilidad muscular y mareos.
Viene en: Vegetales de hoja verde, fruta en general, tubérculos como las papas.

Sodio

Sirve para el correcto funcionamiento de músculos y nervios, regula los líquidos del cuerpo; y contribuye en la digestión.
Su falta causa: Deshidratación; mareos y baja de presión.
Se lo encuentra en: Cereales, sal de mesa, pan, queso, carnes rojas y pescados ahumados.

Yodo

Sirve para la formación de hormonas.
Su falta provoca Bocio.
Viene en: Sal de mesa yodada, pescados y mariscos.

Flúor

Interviene en la formación de huesos y dientes, protege contra las caries.
Su falta provoca caries.
Su exceso provoca: manchas en los dientes.
Esta presente  en: Agua, mariscos, frutas, verduras y hojas de té.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.