Jugo de Noni, bomba de nutracéuticos

Jugo de Noni, bomba de nutracéuticos

961
0
Compartir
Este fruto es recomendado para prevenir y curar diversas enfermedades; principalmente para estimular las defensas y así combatir bacterias, virus, parásitos e infecciones fúngicas. Foto: braico

El Noni es la fruta de un árbol cuyo nombre científico es Morinda Citrifolia. Su jugo tiene muchos beneficios, por lo que es considerado un alimento nutraceútico. Conoce sus efectos, nutrientes y como consumirlo.

Es originario del Sudeste Asiático. Más tarde, los polinesios lo usaron principalmente como medicina. Al considerarla tan valiosa la llevaron consigo en sus viajes hasta los lugares del mundo dónde hoy se encuentra. Actualmente podemos encontrarlo desde Panamá, Puerto Rico, India, Hawai, Polinesia, por el resto de islas del Pacífico y sur América.
A partir del 2004 su consumo se extendió por Europa y España, hasta llegar a ser un producto bastante conocido entre las personas que tienen interés por los productos naturales, la nutrición y la medicina natural.

Propiedades terapéuticas del Noni

La experiencia de los consumidores y un buen número de estudios científicos han demostrado que posee propiedades nutricionales que van más allá del simple aporte de nutrientes. Algunos científicos lo consideran un alimento funcional o un nutracéutico -alimento con propiedades terapéuticas-. Los efectos beneficiosos del zumo de Noni en la salud se explican por los más de 150 compuestos nutracéuticos que se han hallado en la fruta. Entre ellos cabe destacar:
Es antiinflamatorio, antihistamínico y vasodilatador.        
Posee antraquinonas, con actividad antibacteriana, que además regulan la digestión. Entre ellas se destaca el damnacantal, un potente agente anticancerígeno.
También podemos mencionar los terpenos, compuestos con actividades diversas: el terpenol, un relajante muscular, el betacaroteno, un poderoso antioxidante precursor de la vitamina E, y el limoneno, antibacteriano.
Los fitosteroles, que por ser muy similares al colesterol, aunque de origen vegetal, reducen la absorción del mismo y ayudan a regular sus niveles.
Entre otros elementos se destacan los bioflavonoides y el ácido ascórbico, como antioxidantes, la acubina y el asperulósido, como bactericidas, las glucopiranosas, que regulan los niveles de azúcar y el ácido graso esencial linoléico, que regula la absorción intestinal.

Estos nutrientes hacen del Noni un suplemento a la dieta que aportará sobre todo una mejora de la salud en general, que potenciará nuestro sistema inmune y regenerará nuestro organismo previniendo enfermedades y ralentizando el envejecimiento.

El zumo de Noni, un gran revitalizador

Ha sido usado con un porcentaje de éxito muy elevado como tratamiento natural de apoyo en alergias, artritis, asma, cáncer, fibromialgia y fatiga crónica, problemas de digestión, hipertensión, trastornos menstruales, para combatir adicciones, problemas asociados al dolor -incluyendo la migraña-, problemas cutáneos, capilares y muchos otros. Aunque los nutrientes del noni se conocen bien a nivel de laboratorio y existen muchos estudios sobe su efecto a nivel celular poco se sabe de cómo ejercen su acción de manera conjunta en el organismo. Sólo el paso del tiempo y la investigación científica y médica podrán dar respuesta bioquímica a los beneficios en la salud del jugo de noni que ya son visibles en las personas que lo están tomando.

¿Cómo se elabora el jugo?

No todos los jugos de Noni son iguales. En primer lugar hay que fijarse en la composición y aceptar sólo el original en un 100%. Los conservantes sólo perjudican la calidad. Otro factor importante es que no tenga agua añadida ni otros zumos. En este caso, el zumo de noni ha sido elaborado a partir de concentrado de zumo, de puré de zumo o de fruta liofilizada.
Si se cumplen estos requisitos, podemos tener ante nosotros un jugo de calidad. Los de mayor calidad proceden de árboles que crecen de manera salvaje y no son tratados con pesticidas ni herbicidas. Estos reciben la certificación como producto orgánico o ecológico.

Un jugo de noni 100% puro se puede obtener de 2 maneras:
  1. Jugo fresco exprimido o prensado: la fruta en su estado óptimo de maduración se exprime o prensa para obtener el zumo.
  2. Jugo fermentado: la fruta se separa de la pulpa y se deja fermentar de manera natural durante un período entre 2 y 6 meses. Este zumo es más amargo y ácido, ya que los pocos azúcares de la fruta, son usados por los microorganismos fermentativos.

Indicación: En ambos casos el zumo se pasteuriza y se embotella. Es importante que se embotelle en origen. Algunas empresas lo compran en bidones o contenedores, y en sus países lo reelaboran o lo embotellan. Cualquiera de estos pasos requerirá una nueva pasteurización, perdiéndose propiedades en el zumo -ya que el calor deteriora los nutrientes-.

Un cultivo de ecosistema tropical

Los requisitos básicos para poder cultivarlo son una temperatura media anual de 20 a 35ºC, mucha humedad y sol. El cultivo del Noni implica una nueva forma de subsistencia para los habitantes de los lugares en donde crece, ya que son zonas en vías de desarrollo, cuya principal fuente de ingresos es el turismo. Entre estos lugares destacan Fiji, Hawai, Panamá y Tahití, principales productores de esta planta. El jugo de Noni orgánico destaca por su alta calidad y respeto al medio ambiente sobre los demás.
El Noni da fruta todo el año de manera escalonada. Es decir, en la misma rama se encuentran algunas verdes y otras muy maduras. No todos los zumos son iguales. Aquí juega un papel muy importante tanto el origen de la fruta como el proceso de elaboración del jugo.

Preguntas y respuestas sobre el jugo de Noni

¿Cómo se cosecha el fruto para su consumo?
Los frutos para su consumo se cosechan cuando ellos se encuentran técnicamente maduros. Los síntomas se manifiestan por: corteza totalmente lisa, color amarillo claro o blanquecino y pedúnculo de igual coloración.
Los frutos recolectados se colocan sobre una superficie plana expuestos a la intemperie hasta alcanzar su total maduración, evidenciándose cuando se pone blando y expele un olor característico a queso rancio, este proceso de maduración se desarrolla a golpe, es decir el fruto puede estar compacto y a la hora ponerse blanda las ¾ del mismo por lo tanto durante el proceso de maduración en platos se deben realizar varias recogidas de frutos al día.

¿Cómo preparar el fruto para jugo?
El jugo se obtiene de la pulpa del fruto totalmente maduro el cual está formado por células grandes con numerosas vacuolas de aire. Para la elaboración del jugo los frutos se lavan y se cortan en pedazos. Luego se coloca en el vaso de la licuadora y se le agrega el líquido en proporciones iguales. Se licúa durante 30 o 60 segundos seleccionando velocidades que no dañen las semillas obteniéndose un producto muy espumoso por la presencia de aire en la pulpa. Luego se pasa por un colador que posea orificio de tales medidas que facilite la fluidez del licuado a través del mismo.
En caso de no contar con licuadoras se puede preparar el jugo de otra forma. Se seleccionan todos los ingredientes y se vierte en un recipiente, se desmenuza toda la pulpa del fruto y se bate con la ayuda de una paleta madera u otro objeto rotando en un solo sentido hasta obtener una masa homogénea. Luego se cuela el producto con la ayuda de un paño de malla fina limpia, la mezcla elaborada se coloca dentro del paño y luego se exprime para que fluya el jugo. Si se observa que quedo mucha pulpa en el paño se repite la operación de batido pero con menos líquido hasta agotar su masa.
¿Qué agua utilizar? El agua para la elaboración del jugo debe ser hervida para eliminar los productos químicos provenientes de la potabilización. Se puede utilizar directamente agua de manantiales no contaminados. También para la elaboración se pueden utilizar como medio líquido jugos de frutas manteniendo la relación establecida. Estas deben ser preferiblemente de sabores ácidos y de poco contenido en pulpa.

¿Cómo consumir el jugo?
Se debe ingerir con el tracto digestivo limpio para facilitar la mejor absorción de los elementos activos por el cuerpo humano. Las dosis de consumo se establecen en dependencia del estado de salud de la persona y la edad. Los adultos pueden tomar jugo de noni dos o tres veces al día según la convalecencia en dosis de 60cc, equivalente a 4 cucharadas soperas o una copa pequeña. Para las personas menores de 16 años se emplea la mitad de la dosis recomendada para los adultos o sea 30cc. Después de ingerirlo se debe esperar de 1 ½ a 2 horas antes de consumir los alimentos. Si se están consumiendo fármacos, el consumo del jugo facilita su asimilación por sus propiedades sinérgicas.
Es un producto natural y su consumo en forma de jugo es equivalente a tomar jugo de naranja u otra fruta, con la única diferencia que estas últimas son abundantes en el mercado y las frutas del Noni no se encuentran disponibles los mercados como frutas frescas –salvo que usted disponga de plantaciones-.

¿Cómo saborizar y mejorar el olor del jugo?
El fruto del Noni maduro posee un olor fuerte penetrante provocando que algunas personas se indispongan a su consumo cuando se prepara de forma pura sin adición de otros elementos. John Wodsworth y Stephen Store fueron los pioneros en obtener un jugo saborizado y coloreado con la incorporación de uvas, arándano rojo y pomelo.
El jugo de noni preparado en condiciones domésticas pude ser saborizado según el gusto de la persona, con frutas preferiblemente ácidas de buenos sabores y olores existiendo una gran cantidad de variedades disponibles en el trópico: piña, maracuyá, tamarindo, carambola o ciruela china, cítricos, mora, flor de jamaica, cereza, kiwi, fresa, etc. La miel de abeja lo saboriza y le aporta un aroma muy agradable.

¿El fruto verde se puede utilizar para jugo?
El valor nutricional es supremo cuando se recolecta maduro, ya qué en ese estado se encuentra la máxima concentración de polisacáridos, ácidos grasos y otros componentes proteicos que posiblemente son los responsables de la actividad biológica y terapéutica del fruto. La elaboración con frutos verdes puede constituir un riesgo para la salud humana.

¿Cómo conservar el jugo o la pulpa?
El jugo que usted elabora es un producto natural y está expuesto a la presencia de gérmenes. Si usted prepara jugo para su consumo familiar para un período corto y lo conserva en frío no correrá riesgo de que fermente. Pero si usted prepara una gran cantidad de jugo o pulpa debe tomar las medidas para su conservación. La manipulación y las condiciones donde se procesan los frutos y se elaboran los productos deben contar con buenas condiciones higiénico–sanitarias. El producto obtenido se debe pasteurizar y verterse en recipientes de cristal de color ámbar esterilizados. La pasteurización consiste en tratamiento de calor suave donde se vierte le producto en los recipientes esterilizados sumergidos en agua caliente a 80°C y se mantienen hasta que la masa del producto alcance la temperatura de 70°C.

¿Cómo se preparan las hojas para hacer té de Noni?
La recolección de las hojas se inicia por la parte inferior de las ramas y se recogen las hojas que muestren su pleno y total desarrollo botánico. Las hojas colectadas se ensartan en un cordel y se exponen a secar en un lugar bajo sombra con buena circulación de aire.
Las hojas deshidratadas cuando se encuentren quebradizas están listas para ser pasadas por un molino para su trituración, el producto obtenido se envasa en recipientes que lo proteja de la de humedad y se debe conserva en lugares secos.
Usted puede combinar su té con otras hojas de plantas medicinales deshidratadas según su gusto. El té se prepara colocando una o dos cucharaditas según el gusto de la persona en un recipiente de cristal. Se le añade agua hirviendo se tapa y se espera de 5 a 10 min. Se cuela y se bebe fresco de dos o tres tazas al día.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO