Cuidado capilar: La importancia de las vitaminas

Cuidado capilar: La importancia de las vitaminas

480
0
Compartir
El déficit de vitaminas, minerales o proteínas puede causar debilidad, fragilidad, y hasta caída del cabello. Foto: Idhren

La mala alimentación y el déficit nutricional pueden ocasionar el debilitamiento y caída del cabello. La biotina el ácido fólico, entre otras vitaminas y minerales, son esenciales para el cuidado, crecimiento, y fortalecimiento del cabello.

Al igual que la piel y las uñas, el cabello se encuentra en constante renovación, y su metabolismo y regeneración son sensibles tanto a agentes externos como a déficits nutricionales. Es más, un déficit de vitaminas, minerales o proteínas puede causar debilidad, fragilidad, y hasta caída del cabello; el déficit de hierro, por ejemplo, incluso sin llegar a una anemia, puede provocar fragilidad y caída del cabello.

¿Como nos afecta una mala alimentación el cabello?

El cabello está compuesto también por otros minerales como el magnesio, silicio, selenio, y cobre, y para mantenerlo sano y fuerte es importante obtener estos nutrientes a través de la alimentación. El aceite linoleico, por ejemplo, es esencial para mantener el cabello sano. Tampoco debemos olvidar el aporte de proteínas de alta calidad biológica -huevos, leche, queso, pescado-, ni las grasas de origen vegetal -frutos secos, aceite de oliva-, que mantienen el cabello nutrido, hidratado y fuerte.

La mala alimentación y las deficiencias nutricionales contribuyen a debilitación de la estructura del cabello, causando roturas y una lenta regeneración, lo que a su vez causa la caída de pelo. Con una dieta equilibrada estos problemas pueden solucionarse, asegurándose de ingerir alimentos que aporten principalmente vitamina A, vitaminas del complejo B, biotina, vitamina C, cobre, hierro, zinc, proteínas y agua.

La calidad de la dieta y de los nutrientes que ésta aporta es importante para el cuidado capilar. Pero no debemos olvidar que existen otros factores que pueden provocar debilitamiento y caída del cabello, tales como el estrés, ciertos factores ambientales, problemas dermatológicos, medicamentos, cambios de estaciones, el uso o mal uso de ciertos productos capilares, etc.

¿Por qué son importantes la biotina y el ácido fólico?

La biotina y el ácido fólico, al asociarse, intervienen en el metabolismo de los tejidos de células de rápida multiplicación, que es el caso del cabello, la piel y las uñas.

La biotina, también conocida como vitamina H o vitamina B7, tiene la capacidad de fortalecer el folículo capilar, lo que lo vuelve menos propenso al quiebre y a las puntas abiertas. A su vez, como el quiebre del cabello causa un crecimiento débil, el folículo fortalecido hace que el cabello crezca de manera rápida y sana.

La deficiencia de biotina puede causar caída del cabello. Ésta se encuentra en una gran variedad de alimentos, como huevos, hígado, pan de levadura y cereales, y también es generada por las bacterias del intestino. Quienes mantienen una alimentación saludable y equilibrada rara vez sufren deficiencia de biotina.

La vitamina B9 o ácido fólico es esencial para la formación y regeneración de tejidos, glóbulos rojos y la síntesis de ADN. Es precisamente por su capacidad de promover el crecimiento y la regeneración a nivel celular que una deficiencia de ácido fólico puede inhibir el crecimiento del cabello, debilitándolo en volumen y color de forma prematura.

Una vez más, una alimentación variada y balanceada asegura una adecuada ingesta de esta vitamina a través de los alimentos. Entre sus fuentes naturales destacan leguminosas y cereales integrales, verduras de hoja verde, cítricos, germen de trigo y levadura de cerveza.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO