La tiroides, ¿culpable del exceso de peso?

La tiroides, ¿culpable del exceso de peso?

1127
0
Compartir
En muchos casos de obesidad, en el afán por entender el motivo detrás de la facilidad para aumentar de peso, con frecuencia se suele culpar a la glándula tiroides. Foto: Tony Alter

Si bien un desequilibrio en la glándula tiroides puede provocar un aumento de peso en los casos de hipotiroidismo, la tiroides no es la responsable de la obesidad. ADEMAS DEL CONTROL CON un profesional, es importante sumarle una dieta sana y balanceada.

Se ha apreciado desde hace mucho tiempo que existe una relación compleja entre la enfermedad de la tiroides, el peso corporal y el metabolismo. La hormona tiroidea regula el metabolismo. Metabolismo se determina midiendo la cantidad de oxígeno utilizado por el cuerpo durante un período de tiempo específico. Si la medición se realiza en reposo, que se conoce como la tasa metabólica basal (TMB). De hecho, la medición de la TMB fue una de las primeras pruebas utilizadas para evaluar el estado de la tiroides de un paciente. Los pacientes cuyas glándulas tiroides no se han encontrado trabajando para tener TMB bajo, y los que tienen glándulas tiroides hiperactiva tenían altos TMB.

Estudios posteriores vinculados estas observaciones con las mediciones de los niveles de hormona tiroidea y mostraron que los niveles bajos de la hormona de la tiroides se asociaron con TMB bajos y una hormona tiroidea sobreactiva se asocio con niveles altos de BMRs. La mayoría de los médicos ya no utilizan TMB debido a la complejidad en hacer la prueba y porque el TMB está sujeta a muchas otras influencias que no sean el estado de la tiroides.

La relación entre las tasas metabólicas, balance energético, y los cambios de peso es muy complejo. Hay muchas otras hormonas -además de la hormona tiroidea-, proteínas, y otros productos químicos que son muy importantes para el control de gasto de energía, la ingesta de alimentos y el peso corporal. Debido a que todas estas sustancias interactúan tanto en los centros cerebrales que regulan el gasto de energía y de los tejidos en todo el cuerpo que controlan el gasto energético y la ingesta de energía, no podemos predecir el efecto de la alteración de uno solo de estos factores -tales como la hormona tiroidea- sobre el peso corporal como todo. Como consecuencia de ello, en este momento, no podemos predecir el efecto de cambiar el estado de la tiroides en el peso corporal de cualquier individuo.

¿Cual es la relación entre el Hipertiroidismo y el peso?

Dado que el metabolismo en un pacientes con hipertiroidismo es elevado, la mayoría que padecen una tiroides hiperactiva experimentan una pérdida de peso. Si la tiroides es muy hiperactiva, aumenta el metabolismo (TMB) que conlleva a un aumento de los requerimientos calóricos. Si la persona no aumenta las calorías consumidas para que coincida con el exceso de calorías quemadas, entonces se bajara de peso.
Como se indicó anteriormente, los factores que controlan el apetito, el metabolismo y la actividad son muy complejos y la hormona tiroidea es sólo un factor en este complejo sistema. Sin embargo, en promedio, mientras más grave es el hipertiroidismo, mayor será la pérdida de peso observada. También se observa el bajo peso en otras condiciones en las que se elevan las hormonas tiroideas, como en la fase tóxica de la tiroiditis y cuando se está con una dosis demasiado alta de pastillas de hormona tiroidea. El hipertiroidismo también puede aumentar el apetito en algunas personas, por esto algunas personas ganar peso. Esto dependerá de la cantidad de calorías que se consuman en la dieta.

¿Cuál es la relación entre el Hipotiroidismo y el aumento de peso?

Dado que el metabolismo en una persona con hipotiroidismo disminuye, el hipotiroidismo se asocia generalmente con el aumento de peso. El aumento de peso es a menudo mayor en aquellos individuos con hipotiroidismo más grave. Sin embargo, la disminución del metabolismo basal debido a hipotiroidismo es generalmente mucho menos dramático que el marcado aumento visto en el hipertiroidismo, dando lugar a alteraciones más modestas en el peso debido a la hipotiroidismo. La causa de la ganancia de peso en el hipotiroidismo también es complejo, y no siempre relacionado a la acumulación de exceso de grasa.
La mayor parte del peso extra ganado por los hipotiroideos es debido al exceso de acumulación de sal y agua. En general, 2 a 5 kilos de peso corporal pueden ser atribuibles a la tiroides, dependiendo de la gravedad de la hipotiroidismo. Por último, si el aumento de peso es el único síntoma de hipotiroidismo presente, es menos probable que el aumento de peso se debe únicamente a la tiroides.

¿Cuanto peso puedo perder cuando el Hipotiroidismo es tratado?

Dado que gran parte de la ganancia de peso en el hipotiroidismo es la acumulación en sal y agua, cuando se trata uno puede esperar perder una pequeña cantidad –por lo general menos de 10% del peso corporal-. Al igual que en el tratamiento con el hipertiroidismo, el tratamiento del estado anormal de hipotiroidismo con hormona tiroidea debe resultar en un retorno de peso corporal a lo que era antes de que el hipotiroidismo desarrollado. Sin embargo, como el hipotiroidismo generalmente se desarrolla durante un largo período de tiempo, es bastante común encontrar que no hay pérdida significativa de peso después del tratamiento exitoso. Una vez más, si todos los otros síntomas de hipotiroidismo, con la excepción del aumento de peso, se resuelven con tratamiento, es menos probable que el aumento de peso se deba únicamente a la tiroides. Una vez controlado el hipotiroidismo y los niveles de hormonas tiroideas hayan vuelto a los valores normales, la posibilidad de ganar o perder peso es el mismo que en las personas que no padecen problemas de tiroides.

Características generales del hipotiroidismo

El hipotiroidismo da lugar a manifestaciones clínicas muy diversas, entre las que puede destacar un ligero incremento del peso, fundamentalmente por retención de agua y sal. Sin embargo, la de obesidad causada por hipotiroidismo supone menos del 0.5%, del peso total del individuo y se produce en aquellos casos de hipotiroidismo severo y no tratado correctamente de forma crónica en pacientes con un previo exceso de peso.

El hipertiroidismo, al producir un incremento del metabolismo, puede provocar disminución del peso en un 50-80% de los afectados, sobre todo cuando es severo. Sin embargo, no es infrecuente, sobre todo en mujeres, observar un incremento de peso en casos de hipertiroidismo ligero, debido a que la ingesta alimentaria -por aumento del apetito- es mayor al incremento del gasto metabólico.

El objetivo primordial del tratamiento de la enfermedad tiroidea por alteración en la producción o actividad hormonal es normalizar al paciente, mediante la utilización de hormonas tiroideas en caso de hipotiroidismo, o medicación anti tiroidea o yodo radiactivo en el hipertiroidismo. La normalización hormonal suele corregir, por sí misma, las alteraciones de peso sufridas.

Recomendaciones dietéticas en los problemas de tiroides

Las personas con patología de tiroides deben observar las mismas sugerencias dietéticas que las brindadas al resto de la población. Tanto en casos de hipo o hipertiroidismo con sobrepeso es recomendable la realización de una dieta hipocalórica, equilibrada en nutrientes, y adaptada a las características físicas y actividades de cada paciente, así como el incremento de ejercicio físico. En los hipertiroideos con pérdida de peso, la dieta tendrá que ser acorde a sus características físicas, y rica en vitaminas y minerales que compensen las pérdidas sufridas; deben evitarse rigurosamente los alimentos con un elevado contenido de yodo, tales como suplementos vitamínicos con yodo, sal yodada o algas rojas.

Dietas restrictivas y la tiroides:

Múltiples estudios reportan que las dietas muy restrictivas o muy bajas en nutrientes disminuyen la conversión de hormonas tiroideas en una hormona más activa que se denomina triodotironina o T3. En los que hacen dietas de hambre, en vez de T3 activa, se produce un metabolismo inactivo. Esto favorece la acumulación de grasa y la disminución del metabolismo energético, a la vez que explica por qué los pacientes que hacen dietas de hambre dejan de rebajar en un momento dado, aún continuando el régimen, y por qué, luego engordan mucho más fácilmente.

Por este motivo se debe evitar el hacer ayunos y dietas de hambre con la finalidad de adelgazar, pues estas dietas en vez de ayudarnos a adelgazar más bien preparan bioquímicamente nuestro organismo para engordar nuevamente y con menos cantidad de comida que antes.

Consejos nutricionales 

  • Disminuya su consumo calórico. Por la disminución de la tasa de metabolismo basal (mínima cantidad de energía para que una célula sobreviva), si consume muchas calorías será más fácil aumentar de peso. Una alimentación saludable con cantidades moderadas es una buena opción para no caer en excesos innecesarios.
  • Consuma una dieta alta en fibra. La fibra está presente en alimentos integrales de grano entero y en la cáscara de frutas y vegetales, ayuda a combatir el estreñimiento. Es importante recordar, siempre mantener una hidratación adecuada, si sentimos sed es que ya hemos comenzado a deshidratarnos.
  • Evite alimentos procesados y refinados. Este tipo de alimentos que incluyen harinas blancas y azúcar contienen muchas calorías y muy pocos nutrientes, lo que se conoce como “calorías vacías.” Como parte de la dieta hay que limitar o eliminar este tipo de productos.
  • Incluya variedad de frutas y vegetales, aparte de ofrecer fibra, contiene vitaminas y minerales que también son necesarios para las funciones fisiológicas del organismo. Son parte esencial de la dieta.
  • Prefiera las carnes poco grasas. Consuma más pescado, atún al agua o pollo sin piel, en forma frecuente, porque tienen menos grasa saturada y evite las carnes rojas, embutidos, cerdo y quesos grasosos.
  • Hipotiroides. Consuma alimentos ricos en yodo, como ajo, mariscos, yemas de huevo, perejil, albahaca y sal yodada son importantes para contrarrestar la deficiencia de yodo en el organismo.
  • Evite los hongos repollo, nueces y mostaza si tiene Candidiasis. La Candidiasis se debe por la presencia de una bacteria llamada Cándida albicans.
  • Aumente su actividad física. Como en toda persona con sobrepeso u obesidad, la actividad física moderada no debe pasarse por alto. Practique ejercicio físico como caminar rápido, trotar, bicicleta, subir escaleras, bailar, aeróbicos, entre otros por lo menos 30 minutos diarios.
Fuente referencial: Asociación Americana de Tiroides- USA.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO