Las ventajas de la Cocina Macrobiótica

Las ventajas de la Cocina Macrobiótica

557
0
Compartir
El padre de la macrobiótica asegura que quienes siguen esta filosofía no van al hospital, no tiene cáncer ni enfermedades infecciosas o cardiovasculares. Foto: Flickr

¿Sabía que los pelitos que crecen en la parte blanca de las cebollitas de verdeo, tostados, sirven para resolver problemas de acidez estomacal? Si bien la gente suele sacarle la parte verde, justamente es ésta la que tiene una cuota muy importante de minerales. Este es solo uno de los trucos de la alimentación macrobiótica, que le permitirá aprovechar los cereales, legumbres y frutas.

Está basada en la aplicación de las leyes de la naturaleza a la dieta. La clave reside en comer de todo, pero no en cualquier circunstancia. No hace falta rechazar nada, sino que por el contrario, lo necesario es conocer el modo de manejar la alimentación. El éxito depende de básicamente dos factores: las emociones y la dieta.

La macrobiótica y sus objetivos

Este tipo de alimentación restituye el ritmo de la naturaleza y su armonía en el ser humano. Respetando las leyes de la naturaleza obtenemos sus regalos. Se trata de una dieta que potencia las cualidades del ser humano, mejorar la salud y sanar enfermedades.

En la antigüedad, las leyes en armonía con la naturaleza eran para los seres humanos tan propias de sí que se convertían en algo accesible y sencillo transmitido culturalmente a través de la familia. Actualmente, vale la pena no desaprovechar sus beneficios.  Se basa en el equilibrio de los cinco elementos de la naturaleza. Cada elemento está relacionado con una estación del año, direcciones, sabores, colores, direcciones, partes del cuerpo, colores, climas y emociones.

Un poderoso remedio natural

La comida se convierte en medicamento y en algo más poderoso aún, ya que nos potencia, fortalece y nos hace crecer. La persona se convierte en su propio médico, controlando y previniendo situaciones para evitar los extremos, potenciando actitudes innatas al ser humano: estudio, sexualidad, salud, ética, resistencia.

Alcanzar el equilibrio

Hoy en día, se vive de forma rápida y fugas, sin tomar apenas conciencia de ello y sin compensación ni suficiente descanso. Es necesario cambiar esto, pero con inteligencia y continuidad. De esta forma, es posible lograr estabilidad y solidez, con objetivos alcanzables. A su vez, se evitan ritmos explosivos que crean rechazo e inestabilidad.

Circunstancias a evitar

Algunos aspectos negativos de la alimentación actual son los siguientes: se ha dejado de lado a la legumbre como fuente de proteínas. Se ha reducido el cereal integral de las dietas. El aumento de pesticidas y hormonas en la comida es cada vez más notorio. Se realiza un abuso de harinas y cereal lavado con ácidos. Muchas veces se consumen frutas y verduras fuera del lugar de origen y de temporada. También hay excesos en algunos alimentos, como por ejemplo, un abuso de la proteína animal. Otro de los males muy comunes de la época moderna es el sedentarismo.

Los ingredientes más usados

Cereales:

Arroz integral: El arroz integral es el mejor alimento para consumir diariamente; es el grano que contiene abundantes vitaminas del complejo B, fáciles de digerir. Es beneficioso para el sistema nervioso y el cerebro. Además, está indicado contra las alergias.
El germen del arroz integral contiene fitina -ácido fítico- que ayuda a expeler los venenos del cuerpo. La mejor calidad de arroz es aquella que no presenta granos verdes ni de color oscuro. Hay diferentes variedades: Carolina, Blubonet, Yamani. Este último es muy bueno para consumir, sobre todo en los lugares de clima templado y frío.

Mijo: Es el único cereal alcalino y tiene una tasa elevada de proteínas. Posee mucho hierro y actúa favoreciendo el estómago y el páncreas.

Sarraceno: Puede ser comido como cereal en grano o en harinas. Es excelente para tiempo húmedo y frío ya que produce calor rápidamente. Tiene mucha vitamina E y es un buen alimento reconstituyente de la sangre y beneficioso para los riñones.

Trigo: Es el grano que contiene más proteínas y gluten. Es beneficioso para el hígado y desde los tiempos antiguos está indicado como alimento para el intelecto.

Centeno: Provee poder a los músculos, da energía y resistencia. Siempre es mejor consumirlo en forma de harina porque sus granos son difíciles de digerir.

Avena: Tiene un alto contenido de grasas y se recomienda para personas con problemas de tiroides. Conviene consumirla en lugares de clima frío, puesto que acelera el metabolismo y da mucha potencia.

Cebada: Se usa para eliminar quistes, tumores y para combatir problemas de estómago y gastritis. Cuando hay verrugas se curan aplicando, durante algunos días, cebada cruda molida en la zona afectada.

Verduras:

Zanahorias: Las zanahorias tienen diversas proteínas y son ricas en carbohidratos, potasio, sodio, calcio, iodo y una buena proporción de todas las vitaminas, en un medio de elevada alcalinidad. Estas características las transforman en un alimento altamente purificador.

Algas: Son una fuente importante de yodo, calcio, hierro, etc. Es importante incorporarlas en la dieta, sobre todo cuando no se incluye demasiada proteína animal. Otra de las ventajas que tienen es que ayudan a mantener la temperatura del cuerpo.

Rábanos: Tienen muchas propiedades. Cocinados casi sin agua, poca sal y salsa de soja, ayudan a eliminar las grasas del organismo. Cuando se come un alimento frito, un poco de rábanos crudos rayados con gotas de limón y salsa de soja ayuda a atenuar los efectos de la fritura.

Legumbres:

Azuki: Actúa mejorando el funcionamiento de los riñones y es beneficioso para curar enfermedades relacionadas con estos órganos. Una vez por semana recomendamos consumir una sopa de aduki, algas kombu y zapallo, ya que el caldo actúa como purificador de todo el sistema renal, incluida la vejiga.

Lentejas y garbanzos: Son una fuente importante de hierro y proteínas que aportan muchos nutrientes al organismo. En caso de problemas digestivos, es bueno tamizarlos antes de consumirlos.

Té:

El té bancha es verde y tostado. También llamado té de tres años, está compuesto por hojas de gajitos secos y leñosos -ya que las hojas, tienen 3 años o más-. Es utilizado para restablecerse de muchas dolencias. Mezclado con unas gotas de salsa de soja es un maravilloso recuperador de fuerzas cuando se está cansado al final del día.

Fundamentos de esta filosofía de vida

Las leyes principales en la naturaleza son:
1°- Lo pesado que calienta, se contrae, se endurece, crea fuerzas centrípetas.
2°- Lo que sube, se expande, se enfría, necesita calor. Mientras que el primer tipo crea caracteres competitivos, viscerales y egocéntricos, el segundo aumenta la espiritualidad al hacer ascender la energía así como también aumentar el intelecto.

Estos dos tipos de alimentos están definidos en su composición por las sales minerales: Sodio en el primer caso y Potasio en el segundo, que son las sales más abundantes y las que tienen mayor oposición entre sí. Por ende, son las que llevan el trabajo de regular el Ph. Del correcto equilibrio de ellas depende la armonía en el cuerpo y en la vida.

Curso online de Cocina Macrobiótica -Ver Aquí-

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO