Los secretos del trigo burgol

Los secretos del trigo burgol

1416
0
Compartir
El Burgol necesita unos 20 minutos de remojo, y apenas unos 10 minutos de cocción.
Foto: Huerta Orgázmika

Originario de Oriente y muy utilizado en las cocinas Armenia y Árabe, el trigo burgol es una variedad de trigo que se obtiene a partir del trigo Candeal, el cual es partido, precocido.

Con seguridad podríamos decir que el trigo es el cereal más cultivado por toda la humanidad. Satisface más del 50% de las necesidades de energía y proteínas de la población mundial.

Existen tres variedades de trigo ampliamente utilizadas: el trigo Candeal, de mayor contenido proteico, el trigo Sarraceno, casi sin gluten y comercialmente más caro, y el trigo Burgol, de grano partido y precocido.

El Burgol necesita unos 20 minutos de remojo, y apenas unos 10 minutos de cocción. Puede ser consumido en forma de grano “integral” -el grano con todas sus envolturas- o como harina de trigo.

También en el comercio se ofrece el salvado de trigo (afrecho) y el germen de trigo. Este último puede ser consumido sin cocción con leche, yogur, sopas y agregado a las verduras y ensaladas.

Trigo Burgol versus las harinas blancas

Siempre los granos integrales son de mayor calidad nutricional por su contenido en salvado, vitaminas y minerales. Si lo comparamos con las harinas comunes, estas contienen mucho menos propiedades nutricionales. Pero las harinas refinadas son las más consumidas y comercialmente las más elaboradas porque no son atacadas por los gorgojos y polillas con la misma facilidad que las integrales. Esta es la razón que pueden ser almacenadas por más tiempo y sin problemas.

El grano de trigo, como todos los cereales, posee una serie de envolturas llamada “afrecho” o “salvado”. Esta parte del grano es la más rica en celulosa, hierro, fósforo, magnesio, calcio, y vitaminas del complejo B. Es por esta razón que es más conveniente consumirlo en forma integral. En su interior se encuentra el “germen” o “embrión” que contiene proteínas, grasas y vitaminas E y B.

Aportes al organismo del trigo Burgol

Ayuda al buen funcionamiento del intestino por su contenido de fibra, aporta proteínas con un bajo contenido de grasa, con poco volumen, da sensación de saciedad a la vez que aporta un valor nutricional alto. Es ideal para deportistas y personas que realicen ejercicio físico, su costo como alimento es bajo y alto su rendimiento.

Armoniza los niveles de colesterol y glucemia en sangre, eleva el poder de concentración y baja los nervios.

Este tipo de trigo fue muy utilizado en Oriente, pero en la actualidad su consumo está muy disminuido por el predominio del arroz. Se utiliza en guisos y sopas, en ensaladas, acompañando pastas y en tartas.

De acuerdo al tipo de molienda, puede elegirse de grano fino, mediano o grueso. Envasado al vacío o suelto, de color blanco o tostado. Debe ser conservado en recipientes cerrados y en lugares frescos y secos. El refrigerador evita la proliferación de gorgojos y polillas, es una adecuada forma de guardarlo por algún tiempo. Cuando el trigo se compra envasado hay que fijarse la fecha de vencimiento.

Cocción del Burgol

Por cada taza de trigo, agregar 3 de agua, y remojar por 20 minutos. Cocinar solo 10 minutos, porque ya está precocido.

Trigo burgol con vegetales

Ingredientes

  • Berenjenas 1
  • Sal gruesa c/n
  • Hinojos 1
  • Zucchini 1
  • Aceite de oliva 1 cda
  • Agua o caldo 2 tazas
  • Trigo burgol 1 taza

Preparación:

Cortar las berenjenas en pequeños cubos. Utilizar sólo la piel con un poco de la carne de la berenjena.

Colocar la berenjena en un colador y espolvorear con sal gruesa. Dejar reposar por 20 minutos. De esta manera se eliminará el amargor de la berenjena y no absorberá mucha cantidad de aceite al cocinarlas. Enjuagar las berenjenas para retirar todo el excedente de sal. Picar el resto de los vegetales en pequeños cubos.

Colocar aceite en una sartén, incorporar las berenjenas y cocinarlas hasta que ablanden. Saltear el resto de los vegetales de la misma manera.

Colocar en una cacerola 2 tazas de agua o caldo, poner a hervir. Incorporar la taza de trigo burgol. Dejar cocinar hasta que se hidrate por completo.

Colocar en un bol los vegetales salteados más el trigo hidratado. Mezclar y servir

Compartir
Organización que difunde cómo alimentarse mejor, y asi, optimizar la calidad de vida. Creemos en el dilema: "Somos lo que comemos, y no sabemos como hacerlo". Contacto: alimentacion@gmail.com

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO