Qué debemos saber sobre la bacteria Escherichia Coli

Qué debemos saber sobre la bacteria Escherichia Coli

1220
0
Compartir
La presencia de la bacteria E.coli tiene relación directa con la cadena de producción y preparación de los alimentos.
Foto: Microbe World

E. coli es un tipo de bacteria que vive en el intestino. Puede producir enfermedades, diarrea hemorrágica y a veces provocar insuficiencia renal y hasta la muerte. Ocurre mayormente en niños y en adultos con sistemas inmunológicos debilitados.

¿Cómo nos afecta el E. Coli?

Se creía que la infección estaba mayormente conectada con carne contaminada, particularmente carne molida. Ahora se conoce que puede presentarse por el consumo de otros alimentos y el agua.

Los síntomas pueden incluir:

  • Náuseas o vómitos
  • Fuertes cólicos abdominales
  • Diarrea líquida o con mucha sangre
  • Cansancio
  • Fiebre

Puede encontrarse en frutas, vegetales, embutidos secos, leche cruda y sidra de manzana no pasteurizada. Tiene relación directa con la cadena de producción y con la preparación de los alimentos; desde las primeras etapas de procesamiento hasta el servicio e ingesta de los mismos.

Niños, mayores y pacientes de cáncer y SIDA con un sistema inmune comprometido son más vulnerables al envenenamiento por E. coli. Es una de las principales causas de fallas renales en los niños.

¿Cómo se produce el envenenamiento de E. coli?

La mayoría de los casos aún tienen sus vestigios en el ganado. La bacteria E. coli reside en los intestinos humanos y de animales.

Hay varias clases de E. coli; algunas son dañinas, otras no. E. coli O157:H7 se aloja en la vía gastrointestinal y excremento de vacas; no es dañino para los animales, pero es la clase que ha causado la mayoría de los brotes mortales entre los humanos. Las frutas y los vegetales pueden ser contaminados con E. coli O157 cuando tienen contacto con estiércol contaminado de vacas. También con el uso y consumo de agua contaminada con materia fecal, los animales al hidratarse y para el riego de cosechas.

Las personas pueden transmitir asimismo la infección de E. coli. Trabajadores de guardería, quienes han cambiado un pañal de un niño infectado y no se han detenido para lavarse las manos, y le dan a otro niño una galleta, podrían haber transmitido la bacteria.

Condiciones insalubres en rastros y plantas procesadoras aumenta el riesgo de contacto con la mortal bacteria E. coli; por ejemplo, si la carne en una planta mugrienta cae al piso que está cubierto con excremento y sangre.

Responsabilidades sanitarias deben ser compartidas por todos los que manejan y preparan el producto. El riego está en la “contaminación cruzada”. Si un restaurante mantiene la carne en un congelador que no es suficientemente frío, o si el supermercado pone carne cruda en un rebanador y luego comida preparada como queso, o si un consumidor va a la tienda en tiempo de verano y después para en algún lugar por alguna tiempo mientras las compras están en la cajuela del carro, puede efectuarse la contaminación y proliferación de la bacteria, ya que los cambios de temperatura son impulsores.

Signos y síntomas de la infección con E. Coli

Se deben reconocer los síntomas y conocer la naturaleza de la infección. La bacteria E. coli, después de ser ingerida por los humanos, se incuba por tres a cuatro días, pero los síntomas pueden aparecer dentro de 24 horas. En cerca de un cuarto de los intoxicados, la enfermedad típicamente termina con calambres estomacales y diarrea. Para otros, la bacteria ataca los intestinos, causando diarrea de sangre y algunas veces vómitos.

La infección de E. coli O157 usualmente se distingue de otras infecciones de bacterias por la ausencia de fiebre. En esta etapa, la infección de E. coli O157 a menudo es mal diagnosticada, los doctores tratan a los pacientes por apendicitis o colitis.

Se deben tomar medidas para proteger a los consumidores, requiriendo que los casos de E. coli sean reportados al departamento de salud, y en algunos casos informar al público de cualquier erupción.

Usted puede contraer una infección por E. coli si:

  • Comer carne de res que no esté bien cocida; es decir que la parte interna esté de color rosado.
  • Tomar agua contaminada, impura
  • Tomar leche no pasteurizada
  • Trabajar con ganado
  • Falta de higiene
  • Contaminación cruzada de alimentos: por ejemplo usar la misma tabla para cortar carnes crudas y cocidas, cortar en la misma tabla carnes y vegetales o usar el mismo cuchillo sin limpiar, mezclar en el refrigerador preparaciones crudas y cocidas, limpieza de los alimentos, etc.

Seguridad sanitaria: evitar contaminación con E. Coli

La seguridad de nuestros alimentos depende, en parte, de procedimientos estrictos de inspección de la carne y precauciones sanitarias al plantar y cosechar productos. Hay algunas medidas se pueden seguir al comprar y preparar lo que va a comer.

Les presentamos seis pasos para proteger a su familia:

  1. Cuando haga sus compras de alimentos, compre la carne al final. Colóquela en bolsas plásticas para separarla y para que no gotee en otros productos. Cuando llegue a casa, refrigérela o póngala en el congelador inmediatamente, cambiándole la bolsa o contenedor en la que vino.
  2. Lave las frutas y los vegetales, restriegue las verduras con un cepillo bajo el chorro de agua fría antes de cortarlos.
  3. Lave sus manos con jabón bajo la llave con agua tibia después de usar el baño, cambiar algún pañal de un bebé y antes de preparar los alimentos.
  4. Lave los utensilios de cocina, tablas de cortar y sus manos después de haber estado en contacto con carne cruda.
  5. No tome leche que no esté pasteurizada o agua que no sea potable. Antes de tomar vinagres o sidras que no estén pasteurizadas, hiérvalos a 160 grados.
  6. Observe a los trabajadores de cuidado infantil si se lavan las manos después de cambiar un pañal y asegúrese que afiches alusivos a lo mismo estén puestos; controle que el área de cambiar pañales esté separada de las áreas donde se come. Asimismo, si la entidad es inspeccionada por oficiales de salud.

El arándano contra el E.coli

El arándano es una de las frutas más saludables ya que contiene proantocianidinas (PACs), los cuales son compuestos naturales con propiedades antioxidantes y antiadherentes, únicas del arándano.

Las antiadherentes protegen las paredes del aparato gastrointestinal, previniendo enfermedades y evitando que las bacterias dañinas, como el H. Pylori, se adhieran al intestino, siendo eliminadas del cuerpo de una forma sencilla y natural. Igualmente los antiadherentes ayudan a prevenir infecciones en vías urinarias (IVU), las cuales son cada vez más comunes entre mujeres. Casi la mitad de las mujeres experimenta una vez en su vida alguna infección en vías urinarias, que en la mayoría de los casos son provocadas por la bacteria E. Coli.

Los derivados del arándano han demostrado resultados efectivos en el control de las infecciones urinarias. Acidifican la orina en base a la eliminación de ácido hipúrico y reducen la capacidad de la E. Coli a adherirse al urotelio y penetrar en el corion.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO