Recomendaciones y dieta diaria para combatir el ácido úrico

Recomendaciones y dieta diaria para combatir el ácido úrico

961
0
Compartir
Un exceso de ácido úrico puede producir inflamaciones, con calor y enrojecimiento localizadas generalmente en la articulación del dedo gordo del pie.
Foto: Travelin’ Librarian

Cuando en el organismo se metaboliza nitrógeno, el desecho es un compuesto orgánico, llamado ácido úrico. Lo que ocurre es que si su producción es muy abundante, por ejemplo por un consumo excesivo de carne, entonces no se elimina completamente, acumulándose sobre todo en los cartílagos, produciendo enfermedades como la gota.

Un exceso de ácido úrico puede producir cálculos renales e inflamaciones, con calor y enrojecimiento localizadas generalmente en la articulación del dedo gordo del pie, como asimismo en el tobillo, la rodilla y el codo, se puede dar en forma crónica -lesiones permanentes- y aguda -se instalan cristales de ácido en una articulación. Estos síntomas pueden deberse a una ingesta de alcohol, una comida muy rica en purinas, ejercicios intensos, ayunos exagerados o remedios ingeridos.

Tener en cuenta que un nivel elevado de ácido, no significa necesariamente que la persona sufrirá de gota, pero aumentan las probabilidades de contraerla.

Dieta para tratar la gota y el ácido úrico

Es necesaria una dieta estricta, a base de zumos, fruta y un severo tratamiento de alimentos vegetales crudos. Si queremos erradicar de forma duradera la gota, es imprescindible adoptar una dieta eminentemente vegetariana, y erradicar alimentos como vísceras, sardinas caviar, mariscos, carne salvaje, o carnes rojas en general.

Dentro de las hortalizas, se recomienda especialmente zanahoria, zapallo, calabaza, zapallito de tronco, remolacha, apio, cebolla, ajo, papa, batata, nabo, berro, pepino, achicoria; especialmente el apio crudo en forma de ensalada. En cuanto a las frutas, durazno, banana, uvas, pasa de uva, caqui, damasco, higo, higo seco, naranja, pomelo, mandarina, limón, ananá, sandía, melón.

Se debe beber al menos 2 litros de agua al día. Es aconsejable el uso de aguas minerales diuréticas, alcalinas y sulfato-sódicas. El objetivo es diluir la orina, reducir infecciones y tratar lesiones obstructivas.

También se puede optar por infusiones tales como alcachofa, carqueja, cola de caballo, diente de león, bardana, raíces de zarzaparrilla, raíces de saponaria, corteza de agracejo, raíces de betónica, raíces de hinojo y raíces de brusco.

Cura de Limón

Además de someterse a una dieta vegetariana estricta, hasta que desaparezca la dolencia, será necesario tomar abundantes jugos de frutas y verduras durante el día.

El zumo de limón ayuda notablemente a la eliminación del ácido úrico.

Para ello debemos de exprimir un limón cada mañana y beberlo en ayunas durante 21 días seguidos. No debe de beberse de golpe, sino de a poco, en sorbitos.

Alimentos que se deben consumir con moderación

Asados: pescados, aves, conejo, espárragos, maní, legumbres, hongos, espinaca

Alimentos que se deben eliminar de la dieta

Bebidas: Café, té, bebidas alcohólicas, cerveza, bebidas a base de colas o carbonatadas.

Embutidos: salchichas, mortadela, salame, jamón, chorizo;
Frutos de mar: lenguado, sardina, mariscos, anchoas, arenque, caballa

Menudos: mollejas, chinchulines, hígado, corazón, riñones, etc;

Carnes: carne bovina y porcina, cabrito, carnero, panceta, extractos o salsas a base de carne, caldo de carne en cubitos.

Otros: mayonesa, sopas industrializadas.

Observaciones para mantener bajos los niveles de ácido úrico

  • evitar la ingestión de grasa y el exceso de proteínas. Los carbohidratos (almidón) pueden contribuir en la excreción de ácido úrico;
  • la recomendación dietética es para la reducción de los niveles de ácido úrico en sangre, alcalinización de la orina, e incremento de líquidos;
  • es importante mantener la continuidad de la dieta, aun cuando no se tengan más síntomas;
  • Los ejercicios mejoran la circulación sanguínea, contribuyen para el control de la presión arterial y peso, promueven bienestar, pero deben ser practicados sin excesos.
  • Tener control médico.
  • Además de este tratamiento dietético, se recomendará al paciente llevar una vida sana: evitar la excesiva fatiga intelectual y material, la vida muy sedentaria, realizar actividades  al aire libre y efectuar frecuentes paseos.

 

 

Compartir
Organización que difunde cómo alimentarse mejor, y asi, optimizar la calidad de vida. Creemos en el dilema: "Somos lo que comemos, y no sabemos como hacerlo". Contacto: alimentacion@gmail.com

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO