Zanahoria y betacaroteno contra el envejecimiento

Zanahoria y betacaroteno contra el envejecimiento

1041
0
Compartir
Los beta-carotenos son pigmentos de origen vegetal, y se pueden transformar en vitamina A
Foto: net_efekt

La zanahoria no solamente nos alimenta, sino que también nutre y protege nuestra piel. Es un alimento súper versátil y noble, con una alta concentración en carotenos y provitamina A, que la convierte en una excelente fuente de antioxidantes para todo el organismo.

Lo que comemos de la zanahoria silvestre o daucus carota es la raíz. Es una planta herbácea anual, de la familia de las umbelíferas, con hojas compuestas y flores blancas y amarillas. Es muy carnosa, tiene forma cónica y es de color naranja intenso. Está emparentada con el apio, el nabo y el hinojo.

Antiguamente, antes de que unos hortelanos franceses y alemanes neutralizaran su veneno produciendo raíces aptas para el consumo humano era considerada venenosa. Actualmente son un complejo excelente vitamínico, rica en nutrientes, agua y fibra.

Composición nutricional

En 100 gramos la zanahoria contiene 2 gr. de proteína, 0,2gr. de grasas, y 8gr. de azúcar (glucosa y sacarosa). Tiene un gran porcentaje de vitaminas, con un importante predominio de la vitamina A en forma de provitamina, y un alto porcentaje de caroteno.

Con un valor de 40 calorías, la zanahoria tiene una excelente proporción de minerales tales como hierro, potasio, calcio y algo de fósforo. Además tiene fosfatos como la lecitina y la glutamina, y contiene de 1 a 2gr. de fibra bruta.

Virtudes de la zanahoria

  • Está compuesta por mucha agua, casi el 90% y aporta muy pocas calorías.
  • Es antioxidante.
  • Eficaz protector de la piel.
  • El organismo necesita al menos unos 2 mg. De vitamina A y ésta contiene entre 4 y 10 mg cada 100 gramos. Lo cual impulsa el desarrollo de los niños.
  • Ayuda a la secreción de leche materna.
  • Previene los procesos degenerativos de la piel.
  • Regula los procesos intestinales por su riqueza en fibra.
  • Equilibra la secreción biliar.
  • Favorece el aumento de glóbulos rojos.

La zanahoria, reina de los beta-carotenos

La vitamina A es esencial para el organismo. Interviene en innumerables funciones, entre ellas el crecimiento óseo, protección y regulación de la piel y las mucosas, y produce los tejidos que forman la retina del ojo.

Los beta-carotenos, con una importante presencia en la zanahoria, son pigmentos de origen vegetal, y se pueden transformar en vitamina A a medida que el organismo la necesita. Antioxidantes por excelencia, los beta-carotenos protegen las células de los radicales libres, reduciendo el riesgo que éstos representan para el organismo, como el envejecimiento prematuro y el cáncer.

Si bien existen suplementos nutricionales que aportan beta-caroteno, lo cierto es que éstos no protegen contra el riesgo de contraer cáncer. Además, considerando que en cuanto más intenso sea el color del vegetal, más carotenos posee, no resulta para nada difícil incluirlos en la dieta diaria.

¿Cuándo encontramos la mejor zanahoria?

La zanahoria está disponible a lo largo de todo el año. En primavera se suele entresacar para hacer sitio y que pueda tener un crecimiento mayor. Durante el invierno, si la temperatura no es muy extrema, aguanta en tierra protegida con un manto de paja o se las extrae y protege bajo arena.

Variedades de zanahorias

Dentro de su gran variedad, se destacan: la medio larga mantesa, la tantal, la tip-top, la roja de carentan y la roja de Flakee.

Las peculiaridades entre ellas es que se diferencian por el color, la forma, la longitud y el grosor de la raíz. Por otra parte el vigor y la duración del ciclo de cultivo de la planta varía según el tipo.

Las mejores son las más pequeñas, que suelen venderse atadas en manojos con penachos de hojas de color verde.

¿Cómo es recomendable consumir las zanahorias?

Es recomendable consumirlas crudas, de manera que no pierda sus nutrientes en la cocción. Si las vamos a cocinar al vapor y no pelarlas, se recomienda lavarlas muy bien y rasparlas para quitar la cascara luego si no es de su agrado, pero en la cascara se concentran muchas de sus virtudes.

¿Cómo preparar un buen zumo de zanahorias?

Su jugo se toma crudo. Las cantidades pueden variar entre 50 y 400 gramos por día.

Se debe limpiar primero las zanahorias del polvo e impurezas metiéndolas en abundante agua.

Luego se raspa su superficie con un cuchillo sin pelar la piel, ya que ahí es donde se encuentra la mayor concentración de carotenos (vitamina A).

Se puede añadirle agua, miel y limón o naranja.

Compartir
Sucursal de Alimentación Sana en Chile, contamos con suplementación natural, cursos, talleres y atenciones profesionales nutricionales y psicológicas Contáctese con nosotros al 02 2 5032065 o escribiendo a chile@alimsana.com

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.