10 tips para adelgazar sin dietas estrictas

10 tips para adelgazar sin dietas estrictas

682
0
Compartir
La clave del éxito radica en el desarrollo de hábitos saludables que no sólo le ayuden a alcanzar sus metas, sino que también nos den energía y sacien el apetito.

Dile adiós a las dietas de moda, puedes adelgazar sin ellas. Aquí te ofrecemos algunos pasos básicos que te ayudarán a perder esos kilitos de más sin torturas alimenticias.

Bajar de peso sin dieta es posible. No se necesita restringir o privarse de ningún alimento, sino medir qué, cómo, y cuánto comes.
Conoce diez hábitos básicos para lograr una base saludable:

1- Come despacio.

Aun cuando estés en el trabajo y tengas cosas pendientes por hacer, recuerda siempre comer despacio; te ayudará a digerir mejor los alimentos.

2- Visualiza lo que vas a comer.

Antes de lanzarte a comer, pon todos los alimentos en una fuente o plato. Trata de ser honesto y racional, y fíjate si realmente lo que seleccionaste representa una comida equilibrada, si es suficiente en cantidad y en calidad.

3- Evita refrescos y otras bebidas con azúcar.

Las bebidas para deportistas, como su nombre lo indica, son para deportistas, y sólo para cuando se realiza ejercicio físico, dado que contienen una gran cantidad de azúcar y calorías. El agua natural es lo más apropiado porque mantiene el metabolismo activo, aportando magnesio y calcio.

4- Prepara tú mismo la comida.

Es una buena manera de mantener el control de lo que comes. Recuerda que las especias como reemplazo de la sal son un buen truco para añadir sabor sin sumar calorías.

5- Dos colaciones entre comidas ayudan a mantenerte sano y en peso.

Esto no quiere decir que compres golosinas, elige cosas nutritivas como una fruta fresca, almendras o tal vez algo como rodajas de pepino.

6- Compensa unas cosas por otras.

Si deseas comer un postre, elimina entonces el pan o las tortillas. La idea es que comas de todo en pequeña cantidad, sin remordimientos y que disfrutes cada bocado. Por ejemplo, no pidas con hambre porque desearás comerte todo lo del menú o lo que tengas en la heladera.

7- Nunca comas en tu lugar de trabajo o mirando televisión.

Si tu mente está en otra cosa, pierdes el control de lo que estás ingiriendo. Dale a tu hora de comida el lugar que le corresponde.

8- Debes saber cuándo tienes hambre y cuando ansiedad de comer.

Los aspectos psicológicos influyen también en la alimentación. No utilices la comida como premio o castigo, nunca. Si estás comiendo por depresión, tristeza, soledad o ansiedad, trata de hacer algo diferente, distrae tu mente, sal a caminar, realiza alguna actividad, aléjate de la tentación de comer.

9- Compras sin tentaciones.

En el momento de hacer las compras, escribe una lista de lo que necesites y trata de evitar los “antojos”. No es problema si quieres algo de helado, pero no puedes comerlo todos los días.

10- Un buen descanso.

No dormir cuando se debe hacerlo, si piensas que te ayudará a quemar calorías, lo único que ganas es alterar el organismo y mantenerlo en estado de alerta constante. Está demostrado que no dormir lo suficiente influye en el aumento de peso, esto se debe a que disminuye la segregación de la hormona leptina, que reduce el apetito.

Recomendación final:
Lo recomendable es que acudas a un experto en nutrición para que te organice y arme un plan equilibrado, que contenga todos los alimentos que tú organismo requiere y en las porciones debidas, siempre es bueno tener un control externo.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO