13 vegetales para platos saludables

13 vegetales para platos saludables

1296
0
Compartir
Foto: greenstyle

Importante fuente de vitaminas y nutrientes, la Organización Mundial de la Salud recomienda comer por lo menos 5 porciones de verduras y/o frutas diferentes diariamente. Además de entregar a nuestro organismo excelentes nutrientes, ingerirlas nos ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades.

Si todavía no conoces los beneficios que las verduras aportan a tu salud aquí te damos algunos datos interesantes para incluirlas en tus platos.

Remolacha

Fortalece el corazón, mejora la circulación, purifica la sangre, beneficia al hígado, humedece los intestinos y trata el estreñimiento, promueve la menstruación. Se usa con zanahoria para regular las hormonas durante la menopausia. Es rico en silicio.

Brócoli

Diurético, usado para inflamación de ojos. Contiene abundante ácido pantoténico y vitamina A que benefician la piel, tiene más vitamina C que los cítricos y fuente natural de sulfuro, hierro y Vitaminas B. Si se le cocina ligeramente retendrá su contenido de clorofila que contrarresta la formación de gas creada por su sulfuro. Se le debe evitar en caso de deficiencia de tiroides o de una baja en yodo.

Col o repollo

Humedece los intestinos, beneficia al estómago, mejora la digestión y la piel. Trata el resfriado y en té o sopa mejora la tos, reduce la depresión mental y la irritabilidad, con ajo se usa contra los parásitos. Contiene vitamina U (combate la úlcera). Para úlceras de estómago o duodeno, tomar 1 copa de jugo de col dos o tres veces al día entre comidas por dos semanas. Se le puede mezclar con apio. Tiene un gran contenido de sulfuro que destruye los parásitos y purifica la sangre. Cuando se lo come y se lo utiliza, además como emplasto, regula las erupciones en la piel, ulceras en las piernas, varices, artritis y heridas. Comer col regularmente ayuda a superar los pies fríos. Para hacer el emplasto rayar la col y mezclar con agua y luego envolver el área afectada con una toalla. También se puede machacar las hojas y poner directamente en el área afectada. Contiene yodo y es rico en vitamina C (más que la naranja); las hojas externas tienen concentración de vitamina E y las internas tienen más calcio.

Zanahoria

Beneficia los pulmones, mejora las funciones del hígado, estimula el intestino, es diurético, disuelve cálculos o tumores; favorece la digestión incluyendo exceso de acidez en el estómago; elimina bacterias putrefactas de los intestinos causantes de una pobre asimilación; eficaz anti-diarréico y disentería crónica. Es alcalina y despeja la acidez en la sangre, combate el acné, amigdalitis, reumatismo, es una fuente rica de beta caroteno (antioxidante y pro vitamina A) que protege contra el cáncer y también se usa para infecciones de oído y sordera. El beta-caroteno beneficia la piel. Alivia la tos, el jugo cura quemaduras aplicadas directamente. Incrementa la lactancia y regula las hormonas. Ayuda al metabolismo de calcio. Se pueden comer 180gr. diarios o tomar 2 vasos de jugo. La sopa de zanahoria ayuda a los niños en su digestión. El consumo seguido puede debilitar los riñones con síntomas como pérdida de cabello. No se recomiendo tomar más de 4 vasos diarios.

Apio

Calma el hígado y mejora la digestión, purifica la sangre, reduce el vértigo y los nervios, promueve la sudoración. Usado para inflamación de ojos, ardor al orinar, sangre en la orina, acné. Para control de apetito se puede consumir apio entre y durante las comidas. Se combina bien con las frutas y con un poco de limón es un buen remedio para el resfrío común, dolores de cabeza causados por presión alta o condiciones del corazón como cara roja, cabeza caliente, la lengua roja o irritabilidad. El jugo solo o combinado con limón es bueno para la diabetes tomando 2 a 4 tazas de jugo diarias. Tiene alto contenido de silicio y por eso es buno para las coyunturas, huesos y arterias. Es bueno para el reumatismo, artritis, gota e inflamación de nervios. Es un remedio seguro para la presión alta durante el embarazo.

Pepino

Contrarresta toxinas y ayuda a salir de la depresión; limpia la sangre; calma la sed, purifica la piel, actúa como ayuda digestiva especialmente conserva en vinagre. Aplique su jugo a quemaduras, sobretodo de sol; el jugo también ayuda a tratar infecciones de vejiga y riñón. Alivia inflamaciones, incluyendo del estómago, conjuntivitis, dolor de garganta, acné. El pepino rallado puesto en la cara embellece la piel. Alivia los ojos ubicando un pedazo encima. Contiene una enzima digestiva que procesa las proteínas y limpia los intestinos. Es bueno para combatir parásitos. No es recomendable para personas con diarrea. La cáscara del pepino es rica en silicio y clorofila. El té de la cáscara se usa para hinchazón en manos y pies.

Lechuga

Es sedante, diurética, ayuda con edemas y fermentaciones digestivas; contiene más silicio que los vegetales comunes. Se usa para favorecer la lactancia y para tratar las hemorroides. Se combina bien con la fruta y contiene el sedante lactucarium que relaja los nervios.

Hongo común

Baja el nivel de grasa en sangre; ayuda a limpiar el exceso de mucosidad en el sistema respiratorio; tiene propiedades antibióticas y puede usarse para tratar hepatitis contagiosa; aumentar el número de glóbulos blancos, mejorando la inmunidad; tiene actividad antitumoral y puede ayudar a parar la metástasis de cáncer post cirugía; promueve el apetito.

Berenjena

Posee propiedades antibacterianas y antivirales, elimina radicales libres del organismo que dañan las células y producen enfermedades; No se aconseja comerla cruda porque es tóxica, siempre debe cocinarse. Ayuda en las dietas, por su contenido de ácido fólico es recomendable para las embarazadas en los primeros meses de gestación, apta para diabéticos, protege al hígado y reduce el colesterol.

Papa

Da energía, lubrica los intestinos, armoniza al estómago y contiene abundancia de hidratos de carbono en forma de azúcares. La papa neutraliza los ácidos del cuerpo aliviando la artritis y el reumatismo, es rico en potasio y por eso es bueno para quienes usan mucha sal o alimentos altos en sodio. Reduce todas las inflamaciones. Su jugo se aplica externamente para sanar quemaduras y es tomado para bajar la presión y tratar úlceras de estómago y duodeno. Incluso el jugo fresco de papa tiene propiedades antibióticas. Ayuda a establecer flora intestinal, es rica en vitamina C, enzimas y minerales sobre todo cuando se la consume con cáscara.

Tomate

Tonifica el estómago, limpia el hígado, purifica la sangre y desintoxica el cuerpo en general; promueve la digestión. El tomate alivia el calor del hígado con síntomas como presión alta, ojos rojos y dolor de cabeza. A pesar de ser una fruta acida, luego de la digestión el tomate alcaliniza la sangre y por eso reduce la acidez en la sangre y ayuda en casos de reumatismo y gota. Los tomates maduros son mejores que los tomates cosechados verdes y dejados para madurar porque estos pueden debilitar la función del riñón. Los tomates afectan el metabolismo del calcio y deben ser evitados en casos de artritis.

Cebolla

Toda la familia de la cebolla comparte ciertas cualidades: son pungentes (sensación de ardor o picor) e influyen en los pulmones; promueven calor y por eso mueven energía en el cuerpo; resuelven estancamientos de sangre. Son quizás los alimentos más abundantes en sulfuro, un elemento calentador que purifica el cuerpo y ayuda a remover metales pesados y parásitos además de facilitar el metabolismo de aminoácidos (proteína). Aquellas personas que tienen una dieta alta en proteína se benefician de la familia de la cebolla. Estas plantas limpian las arterias y retardan el crecimiento de virus, fermentaciones, y organismos patógenos que proliferan en quienes tienen dietas no balanceadas.

Ajo

Es el más pungente de la familia de la cebolla. Promueve circulación y sudoración, remueve obstrucciones abdominales y alimentos estancados; inhibe el virus del resfriado común, amebas y otros microorganismos relacionados con enfermedades degenerativas como el cáncer. Se usa para neumonía, tuberculosis, asma, diarrea, picaduras de serpiente, hepatitis. En condiciones crónicas se debe consumir regularmente por algunas semanas antes de sentir mejoras. El ajo elimina toxinas del cuerpo incluyendo los metales venenosos como el cadmio y el plomo. Para el resfriado, dolor de garganta y dolor de cabeza causado por la sinusitis: sostenga un diente de ajo por lo menos por 15 minutos en la boca y luego consúmalo. Para ahuyentar a los mosquitos consuma un diente de ajo diario y también repele las pulgas si se incluye en la comida de los animales. Es un remedio para el pie de atleta poniendo polvo de ajo en el pie mojado y luego dejando que se seque. Una gota de aceite de ajo en el oído una vez al día ayuda a eliminar infecciones en el oído.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.