14 verduras para una dieta nutritiva

14 verduras para una dieta nutritiva

1011
0
Compartir

Incorporarlas a su dieta diaria le ayudará a poder gozar de todas las ventajas de estos vegetales, tales como la asimilación de vitaminas, minerales y agua para el organismo. 

A continuación, le presentamos una lista en la que se resumen algunos de sus principales efectos benéficos:

Zapallo

Es un vegetal de gran importancia en la alimentación. Es rico en vitaminas y minerales y de reacción alcalina, siendo un buen neutralizante de los ácidos. El puré de este vegetal es muy recomendable en las enfermedades renales por la acción diurética que ejerce sobre el aparato urinario.

Zanahoria

  • Usada como alimento, es a la vez uno de los más valiosos recursos terapéuticos para muchas enfermedades. En la alimentación puede usarse cruda y es muy buena para fortalecer los dientes y las encías.
  • También se puede usar la zanahoria cocida, siendo así muy saludable, aunque conserva mejor sus propiedades en su estado crudo.
  • De todas las raíces, es la que contiene más vitaminas y minerales. Se recomienda para toda clase de enfermos, sin ninguna contraindicación, con los siguientes beneficios:
  • Para combatir los trastornos cutáneos, como eczemas, erisipela, psoriasis.
  • Es buena contra la inapetencia, pues las sustancias aromáticas que posee estimulan el apetito.
  • Suministra considerable mucina, sustancia que sirve como ungüento y lubricante para las membranas mucosas.
  • Por su riqueza en fósforo es excelente como vigorizante para una mente cansada, y también como restauradora de los nervios.
  • Una persona cuya visión es mala, debido a la falta de vitamina A, debe comer zanahoria antes de manejar vehículos en la noche, pues su visión será mejor.
  • Ha sido apreciada por muchas mujeres bellas como un elixir de juventud.
  • La zanahoria cruda se recomienda muy especialmente a los niños. El hecho de que requiera una masticación prolija, hace que los dientes se fortalezcan y limpien y por otra parte que los intestinos se regularicen.
  • El zumo posee importantes cualidades: alcalinizador, antiséptico, excelente para los desórdenes digestivos, el adelgazamiento, las erupciones cutáneas, la acidosis, la debilidad del cabello y los ojos, la mala nutrición y las condiciones ulcerosas. Además es un gran acrecentador del vigor y la vitalidad general. Como antiséptico se puede tomar el jugo varias veces durante el día, especialmente en las enfermedades infecciosas.

Tomate

  • Es un alimento poco energético: dos tomates medianos tan sólo aportan 22 calorías. Aproximadamente el 95% de su peso es agua y cerca de un 4% son hidratos de carbono. Se le considera una fruta-hortaliza ya que contiene mayor cantidad de azúcares simples que otras verduras, lo que le confiere un ligero sabor dulce. También es fuente importante de ciertas sales minerales -potasio y magnesio, principalmente-. De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5, vitamina C y carotenoides como el licopeno, pigmento que da el color rojo característico. Estas dos últimas sustancias tienen carácter antioxidante con función protectora de nuestro organismo. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C.
  • Es eficaz para tratar el estreñimiento dentro de una dieta rica en fibra. En caso de estómago delicado, debido a su acidez, su consumo puede estar contraindicado, aunque dependerá de la tolerancia de cada persona.
  • Elegiremos los tomates frescos, con la piel lisa y suave al tacto, sin reblandecimientos ni manchas en la piel ya que esto último nos indica que el producto está deteriorado. Conviene comprarlo semimaduro porque sigue respirando (madurando) durante el almacenamiento. Si se va a consumir crudo conviene lavarlo con abundante agua y unas gotas de jugo de limón o vinagre, para eliminar cualquier germen. No se necesitan condiciones especiales de conservación, aunque pueden refrigerarse.
  • Entero, se puede guardar de 6 a 8 días y en zumo natural o triturado, se conserva un máximo de dos días. Su piel y su acidez permiten que no haya pérdidas significativas de vitaminas. El tomate crudo no resulta apto para la congelación ya que se reblandece, aunque si se puede utilizar para cocidos, guisados y salsas.

Repollo

¿Sabía usted que el repollo es utilizado desde hace más de 2.000 años como alimento y también como medicamento? Además, posee otra gran cantidad de propiedades, como así también condiciones de conservación:

  • Pertenece a un grupo de vegetales -las crucíferas- que contienen los nutrientes que necesita el organismo para combatir la oxidación natural que se produce en el organismo.
  • Por sus virtudes el repollo ha sido llamado “el médico de los más necesitados”, porque purifica el organismo, retarda el envejecimiento, regulariza el hígado e intestinos y alivia los dolores reumáticos.
  • Es antianémico, antiescorbútico e hipoglucemiante, es decir que hace descender el nivel de azúcar en sangre de los diabéticos.
  • Existen evidencias de puede actuar como preventivo de la formación de tumores cancerosos, posiblemente debido a su contenido en caroteno (vitamina A).
  • Se recomienda su consumo con poca cocción o crudo. Si nota que elimina un olor particular, no se preocupe, esto se debe a que elimina los ácidos azufrados que contiene.
  • Prefiera aquellos repollos que tengan cabezas lisas, firmes y sin manchas. Puede guardarlos en la heladera crudos, sin lavar, bien tapados por más de 15 días.

Remolacha

  • Esta verdura es muy útil en la alimentación, sobre todo por su contenido en vitaminas y azúcar. Se puede usar en ensaladas, cocida, cruda o rallada.
  • Tanto la raíz como las hojas deben ser bien cocidas cuando sea posible en ollas de presión y en muy poca agua.
  • El zumo de remolacha es un rápido e intenso constructor de las plaquetas de la sangre, así como también un transportador de oxígeno.
  • Además, la remolacha es muy rica en potasio, silicio, sodio y cloro. Figura entre los pocos alimentos que poseen zinc, un elemento necesario en los tejidos cerebrales, que funciona en conexión con el fósforo.
  • Es muy conveniente para los anémicos por su riqueza en hierro, potasio y manganeso.

Rábano

  • Es considerado por los médicos, de suma importancia en la alimentación por su riqueza en sales minerales.
  • Se lo utiliza para los cálculos biliares y renales. Asimismo, para las arenillas de la vejiga e hígado. A causa de su contenido en azufre, se lo recomienda como estimulante del estómago y glándulas secretoras.
  • Precaución: se lo considera indigesto y se lo recomienda sólo a las personas que tienen no tienen problemas de estómago ni intestino. Tal recomendación es muy aceptable, pues los estómagos e intestinos delicados a veces no toleran el azufre del rábano, lo que genera gases y contribuiría a originar indigestiones.

Rabanito

  • Este vegetal conserva virtudes curativas conocidas desde la antigüedad.
  • Está recetado por Hipócrates para combatir los edemas pulmonares. El naturalista Plinio afirmaba que tiene poder para disolver los cálculos.
  • Es digestivo, vitalizante y se lo recomienda para afirmar la encías y los dientes.

Puerro

  • Es una verdura que posee propiedades similares a las de la cebolla, aunque en menor cantidad.
  • Se puede usar crudo, cuando es tierno, o cocido en sopas y estofados. Por su valor nutritivo, debe ser usado especialmente por los anémicos.
  • Presta valiosos beneficios en casos de diabetes, aportando fibra, disminuyendo así el índice glucémico, lo que hace que el azúcar de la sangre no se eleve demasiado luego de una comida.

Pimiento

  • Los pimientos más recomendados en la alimentación son los dulces, también conocidos como morrones. En cambio, los picantes o los pimientos chicos conocidos con el nombre de ajíes, inflaman el hígado, el estómago y los intestinos.
  • Se sugiere consumir los primeros, especialmente crudos, pues gozan de propiedades descongestionantes, estimulantes y resaltan el sabor y el color de muchas comidas.

Perejil

  • Esta hierba es empleada como condimento saludable. Es rica en potasio, calcio y magnesio. Contiene vitamina A y abundante vitamina B y C.
  • Galeno recomendaba comer las raíces hervidas para combatir la epilepsia y otros famosos médicos recomendaban el té de las raíces de perejil como un excelente diurético, para combatir los abscesos de los riñones y las enfermedades de la vejiga.
  • En los últimos tiempos se ha comprobado que posee propiedades diuréticas, estomáquicas, febrífugas, carminativas, y resolutivas.

Pepino

  • No solo es un alimento de fácil digestión sino que también es refrescante y recomendable para neutralizar la excesiva acidez, ya sea en caso de diabetes, gota, artritismo, etc.
  • Especialmente en el verano, es un alimento muy agradable por su carácter refrescante y por su efecto purificador de los intestinos.
  • El zumo de pepinos es excelente para dar suavidad a la piel, quitar manchas y arrugas. Preparación del aceite de pepinos: Se pelan y cortan ¼ kilo de pepinos y se hace calentar -sin hervir- en 1 ½ litro de aceite de oliva. Después de enfriado, se pasa por un colador y está listo para ser usado.

Papa

  • ¿Sabía qué cuando hablamos de papa blanca, negra, procesada o cepillada sólo hacemos referencia a su aspecto externo o al acondicionamiento previo a su comercialización y no a la calidad del producto en sí?
  • Existen otros datos que es bueno conocer:
  • Las papas deben ser guardadas en lugares frescos, secos y aireados. No deben guardarse crudas en la heladera, ni siquiera en verano.
  • Hay que desechar aquellos sectores de la papa que estén verdes porque son tóxicos.
  • Colocar una ramita de romero en la fritura a último momento de la cocción le da un toque diferente al sabor.
  • Para que conserven sus cualidades intactas, deben hervirse con cáscara, lavadas previamente.

Nabo

  • El nabo es una verdura rica en vitamina C y contiene también vitaminas A y B. Contiene además potasio y calcio, elementos esenciales para la construcción de los músculos y huesos.
  • Se usa en caldos y estofados, pero también se pueden usar las raíces y hojas tiernas crudas en ensaladas, constituyendo de esta forma un valioso alimento energético.
  • Las hojas cocidas no son muy recomendables pues pueden producir flatulencias, especialmente si no son lo suficientemente cocinadas. Se ha recomendado el zumo crudo de nabo blanco para combatir la formación de los cálculos biliares.

Lechuga

  • Las hojas externas de color más oscuro son las más nutritivas que las blanquecinas del interior.
  • La mejor forma de disfrutar su frescura es cruda. Las hojas más duras se pueden cocer como cualquier otra verdura.
  • Es apreciada por sus propiedades anestésicas para ciertas neuralgias como la ciática, y como inductora del sueño. Por ello se recomienda tomar por la noche un buen plato de lechuga. Además, por su contenido en fibra, produce una gran sensación de saciedad después de haberla comido, aportando muy pocas calorías, por lo que está especialmente indicada como entrada o guarnición en dietas para perder peso.
  • Siempre que sea posible, escoger la de temporada ya que resulta más nutritiva, sabrosa y barata que la que se cultiva en invernaderos.
  • Al llegar a casa, es necesario liberarlas de cualquier envoltorio para que puedan respirar; y eliminar aquellas hojas que estén deterioradas con el fin de evitar que se estropee el resto.

Ver también los beneficios de la Cebolla -CLICK AQUÍ-

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO