Alga Chlorella: Depuradora de metales pesados

Alga Chlorella: Depuradora de metales pesados

561
0
Compartir
La chlorella, se define como una microalga esférica, de color verde unicelular y de agua dulce.

Se descubrió en 1890 por el microbiólogo M.W. Beijernick, sin embargo su origen es de hace más de 600 millones de años atrás, lo que la hace una de las formas de vida más primitivas que existen en el planeta.

Cada vez aumenta más la cantidad de expertos que afirman que la pequeña alga Chlorella es un alimento imprescindible por ser una fuente de proteínas, vitaminas y minerales completamente natural, y también por ser el organismo con mayor cantidad de clorofila en su organismo y, además,  por contener el llamado “Factor de Crecimiento de la Chlorella (CGF), fitonutriente que la hace ser única.

Por otro lado también la aconsejan por sus innegables propiedades terapéuticas que estimulan la regeneración celular y el crecimiento, también fortalece el sistema inmunológico y protege de los radicales libres, mejora la digestión y desintoxica el organismo de todos los metales pesados y tóxicos que poseemos.

Propiedades destacadas de la chlorella

La Chlorella es, para los investigadores, un alimento potente capaz de mejorar la salud naturalmente. Su utilidad se ha demostrado ya que:

  • Fortalece el sistema inmunológico del ser humano
  • Acelera la cicatrización en heridas, y en la curación de lesiones y úlceras.
  • Protege de posibles contaminantes tóxicos.
  • Normaliza los procesos digestivos y la función intestinal en sí.
  • Estimula el crecimiento del ser humano y la reparación de tejidos.
  • Retarda el proceso de envejecimiento.
  • Protege de efectos que puede causar la radiación.Fuente de Clorofila

La palabra Chlorella significa “pequeña verde” y esta microalga contiene más clorofila por gramo que cualquier otro tipo de planta acuática o terrestre.
Son las más ricas en clorofila del mundo vegetal; la Chlorella es la que la posee en mayor concentración, alcanzando un nivel entre tres y cinco por ciento de clorofila en ella.

Propiedades de la clorofila: La molécula de la clorofila, se asemeja mucho a la de la hemoglobina en la sangre. Cuando uno ingiere alimentos con un alto nivel de clorofila, ésta actúa como un gran limpiador del intestino, hígado, y riñones, y en el torrente sanguíneo ayuda aumentando el número de glóbulos rojos que la sangre posee; por lo que la Chlorella suele ser muy útil en tratamientos contra la anemia. La Chlorella también,  ayuda mucho en la asimilación de nutrientes en el organismo y tiene un 35% más de clorofila en comparación con la alfalfa.

Los complementos que posee la Chlorella apresuran  el proceso de limpieza de los intestinos, del hígado y del torrente sanguíneo, todo por su gran contenido de clorofila. El “Factor de Crecimiento de la Chlorella” es el que se encarga de apresurar la recuperación de un hígado dañado.

Agente de desintoxicación

La Chlorella es una especialista en la depuración y desintoxicación del organismo, elimina metales pesados como el uranio, el mercurio, el cadmio  y el plomo, también pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas entre otras.

Este gran efecto se le atribuye a dos partes de la Chlorella: la primera es la clorofila que contiene y la segunda  a la característica estructura que posee su membrana celular cuya capa más externa está formada por una sustancia carotenoide polimerizada (esporopolenina), la que logra absorber y almacenar algún elemento tóxico para luego eliminarlo del cuerpo a través de las heces.

Factor de crecimiento de la Chlorella

El ADN de la Chlorella tiene predestinado cuadruplicar la reproducción de esta planta cada 20 horas, lo que ninguna otra planta u organismo en el planeta puede hacer.
Este CFG al ingerirse como suplemento alimenticio, es capaz de estimular la buena salud y el crecimiento de niños y adolescentes. En adultos este mismo CFG ayuda en la reparación  de los tejidos dañados del cuerpo, incluso cuando existen úlceras o se ha sufrido daños  por medicamentos agresivos como quimioterapias.

Hace mucho tiempo que los investigadores han descubierto que la pérdida de la energía y el deterioro físico que se asocian con el envejecimiento, son causados por un desgaste de ADN y de RNA de nuestras células. Investigaciones llevadas a cabo demuestran que existen alimentos que ayudan en la reparación del ADN y del RNA.

La Chlorella es un alimento que tiene el más alto contenido de ADN y RNA de los alimentos conocidos hasta ahora y es por esto que asisten al cuerpo en la reparación del material genético dañado de nuestras células, protegiendo nuestra salud y retrasando el proceso de envejecimiento.
Ayuda reparando tejidos heridos como úlceras u otras heridas y así promoviendo una rápida recuperación de lesiones y enfermedades y regeneración de la piel.

Su acción en la digestión

La Chlorella mejora el funcionamiento estomacal y el peristaltimo intestinal lo que combate el estreñimiento.
Mejora la flora intestinal y estimula el crecimiento de bacterias aeróbicas en el intestino (Lactobacillus, Streptococcus y Bifidobacyerium), que son bacterias beneficiosas para la salud óptima del organismo.
Consumir este alimento también ablanda materia posiblemente atorada en los intestinos (divertículos), y sobre la misma facilita su eliminación, lo cual es muy importante ya que los restos de comida que no se logran desechar, producen bacterias que dejan sus desechos circulando por nuestro torrente sanguíneo; lo que puede intoxicarnos y ocasionarnos problemas a la salud.

Úlceras gástricas y duodenales: Ayuda en la estimulación para regenerar las células de la mucosa, haciendo que favorezca la cicatrización.

Halitosis: Debido a una proliferación excesiva de bacterias anaeróbicas en el color, la clorofila de la Chlorella produce un efecto antibacteriano.

Ingesta de Chlorella: Comúnmente la dosis que se recomienda -como suplemento alimenticio- es de una a cinco tabletas (o su equivalente en polvo o granulado) tres veces por un día con cada comida. Cinco gramos como mínimo al día. Y para efectos de desintoxicación, las tabletas o gránulos se recomienda tomarlas con el estómago vacío.

En general hay que contar entre 3 y 4 semanas para que la Chlorella produzca los resultados esperados. Tanto la constipación como los olores no deseados del aliento y del cuerpo suelen tener una mejoría considerable luego de entre siete y diez días de consumirla.

  • No hay ningún tipo de toxicidad que pueda provocar la ingesta de Chlorella.
  • Es imposible una “sobredosis” de Chlorella.
  • Se recomienda en niños gracias a que favorece el crecimiento en éstos.
  • Puede existir fotosensibilidad en personas que se excedan mucho en la dosis de Chlorella a ingerir.
  • No es incompatible con el tabaco, alcohol, té, café o con cualquier tipo de fármaco

Quiero Alga Chlorella en Chile – CLÍCK AQUI-

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO