Arsénico: 5 alimentos con este tóxico

Arsénico: 5 alimentos con este tóxico

560
1
Compartir
Las fuentes más importantes de exposición a metales pesados de los seres humanos son los alimentos y el agua. Foto: publicdomainpictures

El arsénico es un elemento químico presente en la naturaleza, pero que resulta tóxico para el consumo humano. En los últimos años se ha puesto en foco, por distintos estudios que han salido a la luz, donde se muestra un alto indice de arsénico en alimentos de consumo cotidiano. Aquí exponemos cinco de los más destacados.

El arsénico es una amenaza para la salud pública cuando se encuentra en aguas subterráneas contaminadas. El arsénico inorgánico está naturalmente presente en altos niveles en las aguas subterráneas de diversos países, entre ellos la Argentina, Bangladesh, Chile, China, la India, México y Estados Unidos.

Las principales fuentes de exposición son: el agua destinada a consumo humano, los cultivos regados con agua contaminada y los alimentos preparados con agua contaminada.
Otros productos afectados en menor medida son los pescados, mariscos, carnes, aves de corral, productos lácteos y cereales. En el marisco, el arsénico está presente principalmente en su forma orgánica menos tóxica.

Arsénico orgánico vs. inorgánico
Compuestos inorgánico -como los que se encuentran en el agua- son extremadamente tóxicos, en tanto que los compuestos de arsénico orgánico -como los que se encuentran en pescados y mariscos- son menos perjudiciales para la salud.

Alimentos que pueden tener altos niveles de arsénico

1- El agua

Un estudio español, realizado por la Universidad de Valladolid, a demostrado que regar explotaciones agropecuarias con aguas que presentan una concentración elevada en arsénico, provoca que se produzcan alimentos con altos índices de arsénico. El contenido de arsénico es 35 veces mayor que en aquellos alimentos que no han sido regados con aguas con valores en arsénicos normales.
La OMS aconseja que el agua no supere los 0,01 mg/l de arsénico.
Hay que advertir que el uso de filtros caseros o hervir el agua no son técnicas efectivas para disminuir los niveles de arsénico.

Si hay dudas con la calidad del agua de nuestro hogar, lo primero que debería hacer es realizarle un análisis bacteriológico y otro físico-químico. En caso de presentarse agua contaminada, no tomar ni cocinar con agua de la canilla. Utilizar agua envasada de buena calidad o filtrada.

2- Pescado

El pez espada es la especies de pescado que acumulan una mayor cantidad de metales tóxicos, como mercurio, plomo y arsénico. En los últimos años se han detectado altos niveles de metales pesados en varias marcas de atún y sardinas enlatadas.
Los científicos recomiendan diversificar el consumo de pescado y no restringirse a una sola especie, sobre todo a las mujeres embarazadas y los niños.

3 – Arroz y algunos derivados de cereales

El Instituto Federal de Evaluación de Riesgos de Alemania, analizo el arroz y los aperitivos derivados -como las galletas de arroz- y encontró altos niveles de arsénico inorgánico.
Otra investigación anterior por la Universidad de Manchester y el Instituto Indio de Biología Química, constataba que el arroz con arsénico podía provocar daños genéticos.

Los científicos alemanes han calculado la ingesta de arsénico a través del consumo de arroz y derivados, indicando que en promedio se supera la recomendación máxima de ingesta de arsénico determinada por la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea). Señalando principalmente que puede afectar a los niños que consumen productos a base de cereales de forma cotidiana, en los que se incluye el arroz.

4- Almejas, ostras y mejillones

¿Por qué acumulan arsénico los bivalvos? Estos organismos marinos acumulan más elementos nocivos al filtrar el agua que supuestamente pueda contenerlos.
Si bien, se trata de controlar mediante análisis que no superen los niveles de tolerancia de tóxicos, se recomienda diversificar las especies de consumo como los pescados.

5- Crustáceos

Las concentraciones de arsénico en estos animales que se alimentan en los fondos marinos es bastante alta y así también, las algas marinas. Es en estos alimentos donde se concentra el mayor porcentaje de arsénico.
La arsenobetaina, muy limitadamente tóxico, es el elemento encontrado en los crustáceos con mayor frecuencia y se produce por acción de las glándulas digestivas y la asimilación de fitoplancton, alimentación ocasional y su descomposición microbiana.
Se puede afirmar que la cantidad de arsénico ingerido diariamente por el hombre depende, directamente, del consumo de productos marinos.

Efectos en la salud asociados con el arsénico

Los primeros síntomas de la exposición prolongada se observan generalmente en la piel: cambios de pigmentación, lesiones cutáneas y durezas y callosidades en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Estos efectos se producen tras una exposición mínima de aproximadamente cinco años y pueden ser precursores de cáncer de piel.
También puede causar cáncer de vejiga y de pulmón.
Otros efectos asociados a la exposición de arsénico son: problemas relacionados con el desarrollo, neurotoxicidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Fuentes bibliográficas:
– OMS (Organización Mundial de la Salud). Centro de prensa.
– EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea)

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO