Como condimentar, sumando sabor sin engordar

Como condimentar, sumando sabor sin engordar

1184
0
Compartir
La mala elección de aderezos o condimentos puede elevar notoriamente las calorías de nuestros platos. Flickr

Si estas a dieta, presta atención a los condimentos: no se repara en sus calorías, o se tiende a no medirlos agregándolos a ojo. Pero incluso una cucharita de manteca de más o demasiadas cucharadas de aceite, o rociar con abundante mayonesa la ensalada, pueden frustrar los esfuerzos hechos para limitar la entrada de calorías.

¿Nos engordan los aderezos? Si estas controlando tu peso y cuidando tu alimentación, conocer formas de sazonar tus comidas de forma sana es fundamental. No solo ahorras calorías extras sino que evitas adicionar grasas saturadas, azúcar y sal.

¡Ojo con el aceite!

Para las ensaladas y verduras, para el pescado, la carne y la pasta, el aceite extra virgen de oliva resulta un condimento ideal. De hecho, el extra virgen tiene mucho sabor, y una cucharada en la ensalada basta para darle un aroma muy especial sin agregar demasiadas calorías. Además, es muy rico en grasas no saturadas que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo o LDL en la sangre, y de sustancias antioxidantes, indispensables para combatir el envejecimiento.

Una cucharada de aceite de oliva contiene casi 35 calorías. Conviene añadir también a las ensaladas y a las verduras vinagre o zumo de limón. Para rehogar las verduras, mejor el aceite o también el caldo, antes que manteca.
Para que el risotto resulte mantecoso se puede utilizar una cucharada de crema en lugar de mantequilla.

Vinagre de manzana, aliado de la dieta

El vinagre se puede utilizar de forma abundante, porque aporta poquísimas calorías. El de manzana es excelente en las ensaladas, el balsámico, de sabor agridulce bastante fuerte, se utiliza con cuidado, para no encubrir el sabor de los alimentos. Una cucharadita aporta 0,4 calorías.
Consigue vinagre de manzana haciendo click aquí.

Hierbas aromáticas y especias

Hierbas aromáticas: cebollín, perejil, tomillo, eneldo, romero, orégano, albahaca tienen la cualidad de resaltar el sabor de los alimentos sin añadir calorías. Mezclando varias hierbas según los gustos, se puede limitar el uso de la sal, que en cantidades excesivas favorece la retención de agua. Un ejemplo: 100 g de perejil aportan 20 calorías.

Especias: pimienta, curry, nuez moscada, páprika, azafrán son prácticamente hipocalóricos y pueden utilizarse para dar sabor a los alimentos sustituyendo a la sal.

Mostaza, aderezo bajas calorías

La mostaza, dulce o picante, tiene un sabor especial, muy intenso, y da a los platos un toque particular con pocas calorías. De hecho 100 gramos tienen sólo 10 calorías.

Yogur reemplazando la mayonesa

El yogur natural puede utilizarse como condimento mezclado con ajo o cebolla Machacados. Para no enmascarar demasiado los sabores, perfumarlo con cebollín o menta, con una pizca de páprika, de azafrán o de curry. El yogur ayuda al estómago a trabajar mejor y una cucharadita de yogur desnatado aporta sólo 5 calorías.

El ajo, compañero saludable

El ajo tiene un sabor muy fuerte y especial: para quien le guste, es un excelente aderezo para la verdura, pescado, ensaladas y carnes, proporciona sólo 41 calorías por cada 100 gramos.
Consiga ajo negro en cápsulas haciendo click aquí.

Siete trucos de bajas calorías

Basta algún pequeño truco para llevar a la mesa platos sanos y apetitosos, sin renunciar al gusto y mantener la línea. Esto te ayudará a mantener bajo control el colesterol y los problemas cardiovasculares.

  1. Rehogar sin aceite. Dorar la cebolla picada, apio y zanahoria en un poco de caldo preparado con caldo y condimento. Como alternativa al aceite se puede utilizar también un poco de vino o de leche de soja.
  2. Salsas ligeras. Si le gustan las salsas para asados, hervidos o crudos, evitar las hipercalórias como la mayonesa, salsa tártara, salsa golf, bernesa, etc. Es preferible el ketchup, la mostaza o el vinagre balsámico.
  3. Bechamel light. Utilizar leche de soja en lugar de leche entera y al final añadir una pizca de manteca y un poco de nuez moscada.
  4. Aliñar la ensalada. Probar la vinagreta, es muy gustosa y basta un par de cucharadas para dar sabor. Para prepararla batir en un bol mostaza, vinagre, una cucharada de aceite y otra de agua.
  5. Estofar con ligereza. Usar leche de soja para cocinar en la sartén las verduras -por ejemplo coliflor, zanahorias e hinojos- pero también para preparar pavo, pechugas de pollo y lomo de cerdo.
  6. Valorizar los marinados. Las especias dan gusto a la comida, mientras el vinagre y el limón hacen más tiernas las carnes, evitando el uso de ulteriores condimentos. Para las carnes se pueden preparar las marinadas con vino, verduras -zanahoria, apio, cebolla- y aromas -laurel, tomillo, romero, salvia-; para el pescado utilizar el zumo de los cítricos -limones, naranjas- enriquecido con orégano, perejil, ajo, sal y pimienta.
  7. Condimentar light. Para condimentar los arroces, los filetes de carne y las hamburguesas cocinados a la plancha es muy buena la salsa de soja: bastan pocas gotas para dar un sabor inconfundible y gustoso.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO