Como controlar las calorías en la oficina

Como controlar las calorías en la oficina

361
0
Compartir
Imagen: mahdigermany

A muchas personas se les hace difícil elegir el lugar y lo que van a almorzar o sino controlar la ansiedad y los antojos durante el día de trabajo.

Muchas veces iniciamos la semana diciendo que vamos a comer mejor o “hacer dieta” y nos topamos con un cumpleaños de un compañero, un almuerzo de amigos, alguien nos regala un chocolate, etc.

Recordemos que cuando comemos más calorías de las que gastamos, el exceso de calorías de almacenan como grasa corporal y se convierten en triglicéridos. Por ende debemos procurar seguir diariamente una alimentación balanceada y realizar actividad física para tener un peso saludable. La clave está en elegir alimentos saludables y en las porciones correctas, y disminuir el consumo de alimentos fuera de casa.
A continuación algunos consejos para comer mejor durante el tiempo de oficina.

Consejos para comer bien en la oficina

1- Siempre desayunar 
Está comprobado en varios estudios que las personas que desayunan tienen un peso saludable y menor riesgo de padecer enfermedades como diabetes, obesidad, enfermedades gastrointestinales, etc. El desayuno ayuda a acelerar el metabolismo y a controlar el número de calorías que se consumen el resto del día.

2- Hacer meriendas 
Las meriendas son importantes porque ayudan a controlar la ansiedad, mantienen el organismo trabajando eficientemente y evita que lleguemos al siguiente tiempo de comida con un hambre incontrolable. Lo ideal es una merienda a media mañana y si es posible una a media tarde. Por ejemplo, una merienda es 1 fruta, 1 yogurt o 1 barrita de cereal. Podemos tener una caja de barritas en el escritorio para así no tener excusa de ir a la pulpería o supermercado por algún antojo.

3- Tomar suficiente agua 
Muchas veces confundimos el hambre con sed. El agua es esencial para el buen funcionamiento del organismo. Además el agua es como un “detergente” que ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Debemos tomar al menos 2 litros de líquido al día.

4- Llevar el almuerzo de la casa 
Si no lo podemos hacer todos los días, por lo menos 3 veces por semana. La comida de casa una mejor elección por varias razones:

  • Podemos tener un mejor control de las porciones que nos servimos
  • Generalmente tiene menos grasa, y por ende menos calorías
  • Tiene menor contenido de sal (sodio)
  • Nos aseguramos que la comida tuvo una buena manipulación
  • Sale más económico

Lo ideal es comprar un recipiente con divisiones y con tapa seguir una correcta distribución del plato: 1/3 vegetales, 1/3 proteína y 1/3 harina. Les recomiendo siempre llevar la ensalada en un recipiente aparte y el aderezo liviano o el limón en una bolsita, para que la lechuga ó repollo no se suavice. Luego podemos variar los vegetales entre brócoli, picadillos, chayote con queso, zucchini relleno ó vegetales salteados con poca grasa.

La proteína es muy importante ya que nos brinda saciedad y por ende menor riesgo de un “ataque” de ansiedad a media tarde. Siempre debe haber alguna carne magra como bistec des res, pechuga de pollo sin piel, jamón de pavo, ó sino un filete de pescado ó una lata de atún en agua. Se recomienda consumir preferiblemente carnes blancas o pescados porque el contenido de grasa saturada y colesterol es menor, y aparte algunos pescados como el salmón y atún son buena fuente de Omega 3, protectores del corazón.

Las harinas son la principal fuente de energía, pero no nos debemos abusar ya que éstas son las que pueden ocasionar un aumento de peso. Tratemos de elegir harinas fuente de fibra como pan, pasta y arroz integral, tortillas de maíz, leguminosas, camote, elote, papa con cáscara. Estas son de lenta absorción por lo que nos dan energía por más horas.

Algunas opciones de postres bajos en calorías son: una fruta, un helado ó yogurt bajo en grasa, 1 cuadrito de chocolate oscuro ó gelatina sin azúcar. Asimismo es recomendable elegir bebidas sin calorías o refrescos naturales endulzados con edulcorante, para controlar el número de calorías.

Si no llevamos almuerzo de la casa, tratemos de elegir algún restaurante que tenga un menú liviano y seguir estas recomendaciones.

5- Controlar las tentaciones en el trabajo 
Es importante ser consciente de lo que uno come y comer siempre con moderación. Si nos regalan un chocolate, lo debemos aceptar, pero sólo comernos un pedacito. Si planeamos lo que nos vamos a comer durante el día, podemos recortar calorías de más. Por ejemplo, si sabemos que ese día un compañero cumple años, entonces voy a almorzar una ensalada de pollo con aderezo liviano para poder comerme un pedacito de queque en el café de la tarde.
Una bebida caliente y baja en calorías como un té o café ayuda a controlar las tentaciones y controlar las calorías. Podemos tener una taza a mano y hacernos un té caliente cuando se nos apetece algún dulce o postre. Además los chicles sin azúcar ayudan a controlar la ansiedad. Estos tienen muy pocas calorías y además ayudan a disminuir el riesgo de caries si se consumen 20 minutos después de las comidas.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO