Desayunar con avena ¿la mejor opción?

Desayunar con avena ¿la mejor opción?

1759
0
Compartir
Las propiedades de la avena van desde la prevención del cáncer, la reducción del colesterol malo, un efecto de saciedad, evita el estreñimiento. Foto: Jakub Kapusnak

Es un carbohidrato complejo que tan sólo provee 4 kilocalorías por gramo. Además contiene vitaminas del complejo B, vitaminas A y E, y minerales como el calcio, hierro, magnesio, zinc, potasio y sodio, que forman parte de una buena alimentación.

Quizá su apariencia no sea apetecible, pero la avena aporta importantes propiedades para su salud. Comer este alimento crudo o cocido regularmente e incluirlo en el desayuno es bueno, porque es una de las mejores fuentes de fibra soluble.

Es importante mencionar que contiene polifenoles, que aunque no son clasificados como nutrientes, son importantes porque ofrecen un efecto protector en contra de procesos patológicos como el desarrollo de la arterosclerosis.

¿Comer avena engorda?

La avena es una planta de la familia de las poáceas, un cereal similar al trigo, el arroz o la cebada. Por pertenecer a la familia de los carbohidratos complejos, muchas personas piensan que engorda, pero este hecho está totalmente alejado de la verdad. La avena por sí sola no engorda si es parte de una alimentación saludable con balance, moderación, variedad y actividad física, que incluya el consumo de otros alimentos ricos en fibra, frutas, verduras, carnes magras, productos lácteos bajos en grasa y otros cereales o harinas integrales.

Este cereal ayuda al sistema digestivo a funcionar mejor y favorece la sensación de saciedad, lo que es importante cuando se intenta controlar el peso corporal.

Sus combinaciones con otros alimentos

  • Tradicionalmente, la avena se consume caliente y por la mañana, pero es muy versátil y hay otras maneras de comerla. Se puede añadir a los molletes, galletas, muffins o a otros cereales.
  • También se puede moler y agregarla a la carne molida en la preparación de las albóndigas y otros usos que los expertos culinarios están desarrollando para diversificar los menús.
  • Es muy bueno combinarla con fruta. Al hacerlo, los polifenoles de la avena trabajan en concierto con otras vitaminas en las frutas como la vitamina C, aumentando el poder antioxidante. En consecuencia van a ofrecer una mayor protección en contra de las enfermedades cardíacas. Por lo tanto, una buena taza de avena con cítricos como el melón, las fresas o el kiwi, hará de sus mañanas un despertar delicioso y nutritivo.
  • Comerla a diario es saludable, pero si se necesita variar la dieta para hacerla más interesante hay otros cereales ricos en fibra que se pueden consumir.

Beneficios para el cuerpo humano

El aparato respiratorio también se ve beneficiado por el consumo de avena: la tos, bronquitis, faringitis, la inflamación de la laringe y los pulmones pueden mejorar si se toman semillas de avena en dos litros de agua, repartidos durante el día.

También ayuda a reducir el colesterol, ya que posee fibra soluble que absorbe agua, toxinas y exceso de colesterol malo circulante en sangre. Reduce la tensión arterial, por su bajo contenido en sodio y su alto aporte en potasio. Además de estas propiedades para reducir el colesterol, ayuda a controlar los niveles de la glucemia.

Recetario con desayunos nutritivos

Avena Caliente

Un tazón de avena caliente es siempre un reconfortante desayuno, además de aportarnos todos los nutrientes y beneficios de este extraordinario cereal.

Ingredientes:

Para dos personas

  • ½ litro de leche
  • Azúcar a gusto
  • Canela a gusto
  • 2 clavos de olor
  • ½ taza de avena en hojuelas
Preparación:

En una cazuela ponemos una taza de agua y los clavitos de olor, añadimos las hojuelas de avena y las cocinamos hasta que estén listas. Aparte hervimos la leche con la canela y el azúcar. Al llegar al punto de ebullición, la agregamos lentamente, revolviendo con cuchara de madera sobre las hojuelas ya cocidas. Cocinamos unos minutos a fuego lento. Si las queremos más ligera agregamos más leche, caso contrario, si la deseamos más espesa ponemos menos leche.

Al servirla en el tazón podemos espolvorearla con canela, con chocolate en polvo, ponerle una cucharadita de leche condensada, agregarle frutas o espolvorearla con azúcar.

Licuado de mango con plátano y avena

Ingredientes:
  • 1 mango de Manila
  • 1 plátano
  • 1 caso grande de leche
  • 1 cuchara de avena entera
  • 2 almendras
Preparación:

Lave muy bien el mango, luego retire la cáscara y el hueso dejando sólo la pulpa. Licúe esta pulpa con el plátano, la leche, la avena y las almendras. Sirva en un vaso y tómelo enseguida.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO