Dieta antidiarreica: 3 básicos para reponerse

Dieta antidiarreica: 3 básicos para reponerse

1799
0
Compartir
El arroz hervido un alimento muy utilizado cuando se padece diarrea. Se come solo o con zanahoria cocida. La sémola y las sopas suaves de cereales son otra alternativa para volver a comer con normalidad. Foto: foodswings

La dieta antidiarreica o astringente logra que el aparato digestivo se acostumbre a realizar sus funciones normales, mediante la ingesta paulatina y programada de alimentos. Acompañar esta dieta con ayuno, reponiendo líquidos y minerales, es fundamental para terminar con el problema.

La diarrea en sí no es una enfermedad, sino más bien el síntoma que alerta sobre un trastorno. Se trata de una aceleración del tránsito intestinal que ocasiona abundantes y fluidas deposiciones. Puede presentarse acompañada de dolor, debilidad, náuseas y vómitos, espasmos abdominales, fiebre o pérdida de apetito. En general este trastorno se deben a enteritis -inflamación del intestino, especialmente del delgado- que en pocos días se soluciona, aunque otras veces la causa permanece durante más tiempo. También puede tener su origen en la dieta, los medicamentos, virus, enfermedades crónicas, etc.

Se puede hablar de dos tipos de diarreas: crónica o aguda. La diarrea aguda se soluciona sola y dura pocos días. La crónica se prolonga durante más tiempo y puede ser el síntoma de un trastorno más importante.

Normas dietéticas para casos de diarrea

Durante el período que se sufre diarrea se han de seguir una serie de normas dietéticas muy precisas, con el fin de terminar con el trastorno. De igual forma, requiere la prohibición de determinados alimentos y la ingestión progresiva de otros.

1) Ayuno y alimentos livianos

La dieta antidiarreica se divide en diferentes fases, comenzando por un ayuno. Sólo se puede ingerir un preparado de agua, sal, azúcar, limón y bicarbonato, que tendrá una duración de 6 a 24 horas. Pasado este tiempo, se puede comenzar con agua de arroz, sémola, sopas de cereales, etc. Es recomendable comer poca cantidad y frecuentemente.
Poco a poco se irá introduciendo en la dieta el arroz, pollo o pescado hervido, pan tostado y jamón. Después, se podrá consumir yogur, carne y pescado a la plancha con verduras hervidas.

2) Reponiendo líquidos

Un aspecto muy importante es la pérdida de líquidos y minerales durante el periodo en el que se padece este trastorno intestinal. Por ello es fundamental la reposición de ellos mediante agua, zumos, caldos, té, etc.

La rehidratación consiste restituir el agua, glucosa y electrolitos perdidos como consecuencia de la diarrea. Es la primera medida a tomar una vez diagnosticada.

Una de las fórmulas más recomendadas para la rehidratación por vía oral es la siguiente:

  • Un litro de agua
  • Dos cucharadas soperas de azúcar, para la glucosa
  • Un pellizco de sal, para el cloruro sódico
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • El zumo de un limón por el potasio que contiene

Esta mezcla se debe tomar cada hora y media o dos horas. Aunque no tiene como función detener la diarrea, es fundamental porque repone la pérdida de agua, algo fundamental en nuestro organismo.

3) Alimentos prohibidos

Hay alimentos que pueden provocar diarrea o agudizarla, por ello es conveniente saber cuáles son. Los productos lácteos -leches o quesos- son de digestión prolongada por su contenido en lactosa, por eso no son recomendables. El yogur, sin embargo, debido a que es parcialmente digerido por las bacterias que contiene, sí se puede ingerir.

Se evitará las comidas grasas o fritas, así como embutidos y salados ya que irritan la mucosa digestiva y son de digestión lenta. No se debe consumir fibra vegetal, frutas o verduras crudas.Las grasas incluso la manteca, margarina, aceites, o nueces, las comidas picantes, el pan integral entero, el maíz y las pieles o semillas de cualquier fruta o verdura. Por supuesto nada de café ni jugos de cítricos.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO