¿El gimnasio nos ayuda a quemar grasas?

¿El gimnasio nos ayuda a quemar grasas?

568
0
Compartir
Nuestra frecuencia cardiaca de entrenamiento es clave para bajar de peso haciendo ejercicio. Foto: Vic

En la actualidad, las personas que quieren bajar de peso piensan en el gimnasio como la mejor opción para quemar grasa corporal. Pero, ¿las actividades como spinning o aeróbicos ayudan a adelgazar?

La respuesta es negativa. Esto no quiere decir que este tipo de actividades no sirvan, sino que dependerá en gran manera de la forma en que se impartan estas clases para ver si en realidad ayudan a lo que la persona está buscando.

Si bien hay casos en los que ha funcionado, hay que tener en cuenta que cualquier cambio repentino en la persona dará resultados rápidos, pero siempre serán a corto plazo, ya que en el momento en que el cuerpo se adapte a dicho tipo de actividad se llegará a un estancamiento.

Cuando una persona baja de peso no necesariamente es por el ejercicio, sino que hay que chequear todos los aspectos que cambió en su ritmo de vida: desde su empleo, alimentación, estado de ánimo etc. Muchas personas suelen decir que han bajado de peso gracias a sus clases de Aerobics, pero no toman en cuenta que también esto fue causado por su cambio de alimentación o hasta una modificación de horario de su entrenamiento, entre otros aspectos que no toman en cuenta.

El ejercicio aeróbico es un efectivo quema grasas

El único tipo de ejercicio capaz de ayudarnos a perder grasa corporal es el aeróbico.

¿A que le llamamos ejercicio aeróbico?

Es aquel a través del cual logramos elevar nuestra frecuencia cardíaca a un nivel específico según cada persona. Mientras no se llegue a esa frecuencia de entrenamiento se puede decir que estamos haciendo ejercicio aeróbico. Solamente podríamos decir que estamos haciendo ejercicio cardiovascular, el cual es diferente ya que bien nos puede servir para lograr mayor condición física, resistencia, fuerza pero no nos ayuda a eliminar grasa corporal.
Entonces ¿de qué manera se puede hacer ejercicio aeróbico y comenzar a perder grasa? Se pueden realizar innumerables ejercicios, solo que se debe de llegar a una frecuencia cardíaca específica, la cual es variable de acuerdo a cada persona.

Aprende a calcular la frecuencia cardíaca en el entrenamiento:

220 – (Edad) (x 65) = Frecuencia Cardíaca de Entrenamiento.
A ella debemos llegar para decir que estamos haciendo ejercicio aeróbico.

La Frecuencia Cardíaca a través de un sencillo ejemplo:
La frecuencia cardíaca de entrenamiento para una persona de 20 años sería 220 – (20 (Edad))= 200 (.65) =130 latidos por minuto.

Es decir, esta persona necesita llegar a 130 latidos por minuto para lograr un umbral aeróbico. Cabe destacar que esta frecuencia cardíaca se tiene que mantener durante un cierto tiempo. El tiempo recomendado para una persona promedio es de un mínimo de 35 minutos para comenzar a utilizar las reservas de grasa corporal como energía y así perder grasas.

El tiempo que debemos de mantener nuestra frecuencia cardiaca de entrenamiento puede variar, no necesariamente son 35 minutos para todo el mundo, ya que dependiendo del peso de la persona o la condición física que tenga se puede llegar a su FCE (Frecuencia Cardíaca de Entrenamiento) en un menor tiempo. Si está utilizando sustancias ergogénicas, lipotrópicos y/o cualquier otro tipo de sustancias se acelera el proceso y se logra la Frecuencia Cardíaca deseada en un menor tiempo. Asimismo, hay personas que pueden alcanzar su umbral aeróbico antes de llegar a dicho parámetro y otras que necesitan una frecuencia cardíaca superior.

Un mito: relacionar el acto de sudar con perder grasa corporal

Un comentario frecuente en los gimnasios es el siguiente: “Esta clase estuvo muy buena porque sudé más”. Se trata de un error muy común en la gente, ya que el hecho de sudar no implica que se haya perdido grasa corporal, esto puede ser factor de la temperatura, o que tal vez la clase fue mas rápida, mas intensa, etc.

Recordemos que el sudor simplemente son líquidos que estamos perdiendo, esto nada tiene que ver con nuestra grasa corporal. Por otra parte, el agua es sumamente importante en la alimentación diaria y mucho más durante el entrenamiento, ya que de lo contrario podemos comenzar con dolores de cabeza o entrar en catabolismo muscular y entonces si va a bajar de peso, pero lo que va a perder es masa muscular y no grasa corporal.

No todos los cuerpos son iguales

En la mayoría de las clases de Aerobics no se logra llegar a una Frecuencia Cardíaca de Entrenamiento (FCE), y si en algún caso se logra es muy difícil mantenerla, ya que la mayoría de las clases no llevan un ritmo constante. Por el contrario, hacen pausas, se realiza el ejercicio de forma más rápida y luego más lenta. Esto provoca que las clases sean en cierta forma más divertidas, pero no muy efectivas en cuanto a pérdida de grasas.

Para una persona con un peso mayor a los 80 kg no es muy recomendable que haga cualquier ejercicio en el cual intervenga mucho la presión sobre las articulaciones, sobre todo en las rodillas, ya que con el paso del tiempo estas se van lesionando. Por eso hay que evitar clases en las que se lleven a cabo muchos brincos, corridas o subidas y bajadas. En el largo plazo, podrían provocar problemas de articulaciones, sobre todo de rodillas y tobillos. En el caso de que sea una persona con un peso menor a los 80 kg es necesario que cuente con un calzado adecuado para que el impacto sea menor y también chequear que el gimnasio tenga suelo especial. Éste posee un material específico que absorbe el impacto y amortigua el daño de las articulaciones.

Ventajas y desventajas de las clases de Spinning

En cuanto a las clases de Spinning, podemos decir que tienen muchos aspectos a favor y muchos otros en contra. Entre los aspectos negativos podemos mencionar que el hecho de aumentar y disminuir la resistencia constantemente crea mucho estrés en las articulaciones, principalmente en las rodillas, lo que a largo plazo puede ocasionar una lesión. Otro aspecto importante es el desgaste que ocasionan estas clases, ya que en la mayoría de los gimnasios en donde se imparten son muy intensas, y muchas veces las personas no se preocupan por llevar una buena alimentación para aguantar sin ningún problema este tipo de clases y recuperarse posteriormente.

Además, es difícil alcanzar la FCE necesaria y mucho más difícil mantenerla. Esto sucede porque la metodología que se utiliza en el Spinning consiste en cambiar constantemente la resistencia de la bicicleta y cambiar de posiciones para hacerlo un poco más difícil. Todo esto impide que nuestra FCE sea constante, ya que por los cambios de resistencia sube y baja constantemente lo cual no ayuda a perder grasa corporal.

El Spinning puede ayudar a obtener mayor resistencia muscular y condición física, pero muy difícilmente promoverá la pérdida de grasa. Si bien se podría dar una clase de Spinning especial para la pérdida de grasa, tendría que ser una clase muy monótona y repetitiva.

Aclaraciones finales

Todo lo dicho en el artículo no significa que este tipo de actividades no sirven, sino que hay que tener en cuenta para qué son útiles y para qué no, qué beneficios y perjuicios traen, y cómo evitarlos. Una forma de evitar las lesiones en las clases es realizar un calentamiento y estiramiento previo a la clase y nunca durante la clase.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO