Estreñimiento: Consejos para mover el intestino

Estreñimiento: Consejos para mover el intestino

2673
0
Compartir
Para combatir el estreñimiento es importante incluir en la dieta alimentos que favorezcan la evacuación.

La mayoría de la gente piensa que padece estreñimiento cuando no va al baño todos los días. Hay una confusión a ese respecto, ya que no todas las personas tienen movimiento intestinal a diario. Para algunos, ir al baño dos o tres veces a la semana es suficiente. De todas maneras, hay que tener muy presente que el estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad. Se debe hacer frente a él, pero sobre todo mejorando los hábitos alimenticios y vitales.

La constipación o estreñimiento es un mal digestivo que puede afectar a personas de diferentes edades y distintas causas: dietas bajas en fibra, psicogenéticos (el estado anímico afecta la motilidad), sedentarismo, problemas de salud, algunos medicamentos (suplementos de hierro, bismuto, abuso de laxantes), ignorar el estímulo o cambios de rutina.

Modifica tu alimentación

Enriquecer la dieta con alimentos que favorecen la evacuación. Esto se logra incrementando los alimentados ricos en fibra y ácidos orgánicos -que llegan al intestino con más agua y sodio estimulando el peristaltismo- también alimentos concentrados en azúcar.
Estimular el movimiento intestinal, fraccionando las comidas en 6 ó 7 momentos y aumentando la cantidad de líquidos fríos y lubricando la pared intestinal ingiriendo en promedio 2 litros de líquido al día, además de una pequeña cuota de grasa vegetal (no cocida) en cada comida.

  • Como alimentos ricos en fibra aconsejamos: vegetales duros y de hojas verdes como lechuga, espinaca, remolacha, brócoli, coliflor, pepino, apio, alcachofa y pimientos frescos, combínelos en un generoso plato de ensalada.
  • Frutas ricas en ácidos orgánicos como granada, ciruela, manzana, papaya, pitahaya, uvas, ananá, higos y  frutas deshidratadas en general al menos 3 veces al día.
  • Alimentos como la avena, el salvado y la linaza están también recomendadas, estos últimos puede combinarlos con jugos, leche, yogurt o en infusiones.

Las recomendaciones médicas en caso de padecer estreñimiento siempre se basan en mejorar la dieta, hacer ejercicio y responder a la necesidad de ir al baño cuando ocurre, no esperar, mucho menos ignorarlo.

Además…

Reeducar el reflejo de ir al baño, hacerlo en horas fijas, para que así rememoren el horario usual de épocas con normal funcionamiento intestinal.
Realizar tablas de gimnasia abdominal que puede practicarse a primera hora de la mañana y antes de la cena, durante 10 minutos. Estos ejercicios estimulan y tonifican la musculatura abdominal implicada en el proceso evacuatorio.
En ciertas circunstancias el médico podrá prescribir de forma transitoria algún tipo de laxante, que sirva de ayuda inicial.
Puede estar indicado el uso de suplementos de fibra.

El estreñimiento, puntos clave

¿Es lo mismo tomar jugo que ingerir fruta fresca?

Cuando se elaboran jugos en casa suele emplearse el exprimidor por lo que la pulpa, donde está parte de la fibra, no se aprovecha. Por tanto, es mejor la fruta entera, a ser posible con piel y bien lavada, o bien los licuados, batidos o compotas, en los que permanece la fibra de la pulpa.

¿Es cierto que la leche estriñe?

No. Sólo ocurre en personas sensibles, en las que la leche no es bien tolerada, por lo que se suelen producir episodios alternos de estreñimiento y diarrea. Por otro lado, el yogur y otras leches fermentadas ayudan a equilibrar la flora del intestino, mejoran las secreciones intestinales y estimulan el movimiento intestinal, por lo que es recomendado su consumo.

Uso de laxantes

Los expertos en gastroenterología recomiendan, como primera opción en el tratamiento del estreñimiento, una dieta con abundantes alimentos ricos en fibra (10-15 gramos por cada 1.000 kilocalorías) y líquidos (hasta 2 litros al día).

Los suplementos de fibra y los laxantes, se emplearán solo en caso de que la dieta no tenga el efecto esperado. Recomiendan que en las situaciones en que se requiera el uso regular de laxantes se utilicen suplementos de fibra y agentes formadores de bolo (fibra que aumenta el tamaño de las heces -salvado de trigo, semillas de lino, psillium-hierba- Chitosa -fibra de crustáceos-) o bien lactulosa (provoca diarrea acuosa, 15-45 mililitros en una sola toma, preferiblemente después del desayuno, de empleo en casos concretos y por poco tiempo), según cada caso.

El empleo de laxantes irritantes debe tomarse por cortos periodos de tiempo y en casos específicos por prescripción médica. Debemos tener en claro los riesgos que conlleva el uso crónico de laxantes, así como el empleo de los mismos como adelgazantes.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.