Guía de alimentos para diabéticos

Guía de alimentos para diabéticos

1788
0
Compartir
Los alimentos ricos en fibra ayudan a controlar el índice glucémico. Imagen: Kumulus

Todos saben que los diabéticos no deben consumir alimentos ricos en azúcar. Pero muchos desconocen que existen otros alimentos que, por su composición y nutrientes, pueden ser favorables para el control de la diabetes.

Es bueno comenzar rompiendo el mito de que el consumo de azúcar en sí mismo es una causa directa de la diabetes. La diabetes tipo 1 es de carácter genética y suele aparecer en los primeros años de vida, mientras que la diabetes tipo 2 está más condicionada a los hábitos que tenemos.

Sobre la alimentación en la diabetes podemos empezar diciendo que comer en exceso no es bueno; siempre es mejor repartir las comidas en varias porciones y con diferencia de horarios.

Las grasas son bastante dañinas para los diabéticos, por lo que la idea es eliminarlas lo más que se pueda. Para ello, se puede comer los cortes magros de la carne, quitar la piel del pollo, ingerir siempre lácteos descremados y erradicar por completo el consumo de embutidos.

La fibra es fundamental para mantener una buena alimentación, y en especial es muy benefactora en casos de diabetes ya que ayuda al control glicémico. Los alimentos que son ricos en fibra son aquellos como el pan, las galletas y las pastas integrales, las leguminosas como los porotos (frijoles), las frutas y las verduras frescas.

Es importante recordar que la sal debe ser usada con moderación, no se debe tomar más de una copa de vino al día y hay que evitar, en la medida de lo posible, las bebidas refrescantes que contengan azúcar. El azúcar podrá ser reemplazada por edulcorantes pero siempre con mucha precaución y sin excesos.

A continuacion enumeraremos una lista de alimentos recomendados para el diabetico, los permitidos –aquellos alimentos para adicionar de forma moderada u ocacional en la dieta- y los alimentos prohibidos –aquellos que pueden afectar la diabetes-.

Alimentos recomendados

  1. Leche y derivados: Leche descremada. Quesos frescos y magros. Yogur y requesones elaborados con leche descremada
  2.  Carnes y embutidos: Pollo, ternera, vaca. (sin piel y sin grasa). Jamón serrano y jamón York, magros.
  3. Pescados y mariscos: Magros como la merluza, la pescadilla, el gallo, el lenguado, la dorada, la trucha o el mero.
  4. Huevos: de gallina y de pato.
  5. Pan y cereales: Arroz en escasa cantidad.
  6. Verduras y hortalizas: Todo tipo de verduras: judías verdes (chauchas), acelgas, espinacas, zanahorias, etc.
  7. Frutas frescas: pera, manzana, naranja, ciruela, melocotón, melón, sandía.
  8. Grasas: Grasas vegetales: aceite de oliva, el maíz, girasol, margarinas vegetales.
  9. Salsas: Todas las que tienen bajo contenido en grasas.

Alimentos permitidos

  1. Leche y derivados: Leche entera y quesos fundidos semigrasos.
  2. Carnes y embutidos: Carne de cerdo y cordero. Vísceras: menudillos, hígados, riñones, etc.
  3. Pescados y mariscos: Pescado grasos: sardina, boquerón (anchoa), atún, caballa.  Calamar, pulpo. Almejas, chirlas, mejillones, navajas, ostras, etc. Gambas, cigalas, langostas, etc.
  4. Pan y cereales: Pan integral, y pan de gluten. Pastas alimenticias: macarrones, tallarines, canelones, codillos… Pasta para sopa como las estrellitas o los fideos. Bizcocho.
  5. Verduras y hortalizas: Legumbres: judías blancas y pintas, lentejas, garbanzos… Patatas (papa) pero en poca cantidad. Higos frescos.
  6. Grasas: Margarina en pequeña cantidad. Mantequilla en pequeña cantidad.
  7. Bebidas: Vinos de mesa en escasa cantidad. Bebidas refrescantes preparadas con edulcorantes artificiales.
  8. Condimentos: Todos. Vinagre, mostaza, limón.

Alimentos prohibidos

  1. Leche y derivados: Leche condensada. Quesos grasos y extragrasos, de pasta dura y fermentados. Nata (crema) de cualquier tipo de leche.
  2. Carnes y embutidos: Embutidos muy grasos como el salchichón, el salame, el chorizo, la mortadela, etc.
  3. Pescados: Pescados grasos ahumados.
  4. Cereales y derivados: Bizcochos en general. Bollería (facturas) en general, como los suizos, croissants (medias lunas), ensaimadas. Galletas.
  5. Frutas y hortalizas: Remolacha. Uvas y plátanos. Frutas secas como las pasas, las ciruelas pasas, los orejones, los higos secos.
  6. Grasas: Manteca de cerdo, sebo y, en general, todas las grasas animales.
  7. Azúcares y derivados: Todos: azúcar, miel, chocolate y cacao dulce
  8. Bebidas: Aquellas con alta graduación alcohólica como el coñac, la ginebra, el anís, la sidra, etc. Todo tipo de bebidas refrescantes edulcoradas con azúcar.
  9. Salsas: Las que llevan harina, como la bechamel.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.