La miel: nutritiva, antiséptica y bactericida

La miel: nutritiva, antiséptica y bactericida

478
0
Compartir
Foto: Abdecoral

Es un producto biológico muy complejo cuya composición nutritiva varía notablemente según la flora de origen, la zona y el clima. Conoce más de su elaboración y los distintos tipos de miel.

Esta disolución acuosa concentrada de azúcar invertido, contiene además una mezcla de otros hidratos de carbono, diversas enzimas, aminoácidos, ácidos orgánicos, minerales, sustancias aromáticas, pigmentos y ceras.

Su concentración en azúcares la convierte en un alimento calórico. Los principales azúcares son fructosa (38%), glucosa (31%) y pequeñas cantidades de sacarosa (1-2%). El contenido en minerales es más bien modesto (0,1-0,2%). El elemento más abundante es el potasio, seguido de cloro, azufre, calcio, fósforo, magnesio, etc. Aunque la miel contiene ciertas vitaminas y minerales, que no se encuentran en los azúcares refinados, las cantidades son tan pequeñas que no tienen importancia en términos de las necesidades diarias. Su color y sabor dependen de la edad de la miel y de la fuente del néctar. Las mieles de color claro suelen ser de mejor calidad que las oscuras. Otras mieles de alta calidad son las elaboradas a partir de la flor de azahar (flor del naranjo), el trébol y la alfalfa. La humedad de este producto debe ser inferior al 20%, ya que si es superior, suele sufrir fermentaciones por levaduras.

Ventajas de su consumo y recomendaciones de uso

La miel, además de sus componentes nutritivos contiene inhibidinas, sustancias que le otorgan la capacidad bactericida y antiséptica. Una cucharada de miel ejerce una suave acción expectorante y antitusígena. En gárgaras, alivia la irritación de garganta, las amigdalitis y faringitis.

Además, por su suave acción laxante, es recomendada como sustitución del azúcar en caso de estreñimiento.

Desde el punto de vista nutricional, la miel es un alimento y como tal figura en todas las tablas nutricionales. Excepto azúcares, no contiene otras sustancias en cantidades significativas, por lo que prácticamente puede ser equiparada al azúcar aunque, en muchos casos, se haya creído que es muy superior a éste, atribuyéndosele las más variadas propiedades, incluso las de ser un “estimulante de la longevidad humana”. También se le han reconocido ciertas propiedades terapéuticas y preventivas, especialmente antimicrobianas y en afecciones del aparato respiratorio pero en ningún caso la miel es una panacea.

Una ventaja del uso de la miel como edulcorante es que la fructosa que contiene en cantidad apreciable, puede utilizarse en parte sin la intervención de la insulina, lo que la hace de interés para los diabéticos.

Inconvenientes de su consumo y advertencias a tener en cuenta

La principal característica de la miel es su elevado contenido en fructosa. La fructosa se convierte principalmente en glucógeno en el hígado, proceso que no requiere de insulina. Sin embargo, por su contenido alto en glucosa, la miel debe considerarse aún como alimento que debe controlarse en personas con diabetes 

Conservación y utilización

Guardar en tarros cerrados, protegidos de la humedad y de la luz. Lo más fresca posible, para que conserve todas sus propiedades, especialmente las bacterianas.

Paso a paso, cómo elaboran la miel las abejas

La miel es una solución que elaboran las abejas para alimentar a sus larvas y asegurarse la subsistencia durante el invierno. Las “abejas obreras” ingieren el néctar u otros jugos dulces de las flores, a los que añaden sustancias propias de su organismo (enzimas) y los transforman en miel dentro de sacos especiales situados en su esófago. A continuación, se almacena y madura en panales en el interior de sus colmenas.

Diferentes tipos de miel

Según la época de producción se diferencia entre miel de primavera (producida hasta finales de mayo), miel principal (producida en junio y julio) y miel tardía (producida en agosto y septiembre).

De acuerdo con su origen, se diferencian entre miel de flores y miel de rocío. La primera es la obtenida del brezo, tilo, acacia, romero o árboles frutales. Es transparente y espesa cuando está fresca. La miel de rocío es la que procede del abeto, abeto rojo o de hoja, y se solidifica con dificultad. En general, es menos dulce y no es extraño que exhiba olor y sabor especiados, resinosos.

Las formas de procesado

Una vez producida la miel por las abejas, se la somete a:
• Extracción por centrifugación del panal: es el método ideal porque no altera sus propiedades.

• Extracción por presión: consiste en exprimir el panal generalmente en caliente. De esta forma, se obtiene mayor cantidad de miel pero se destruyen las sustancias de acción antiséptica y antibiótica por efecto del calor.

• Filtrado: para eliminar los restos de cera.

• Choque térmico: En algunos casos, la miel procesada industrialmente se calienta alrededor de 65 – 75ºC para hacerla más fluida y que no cristalice, con lo que se pierden parte de sus propiedades.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO