La zanahoria para el cuidado de la piel

La zanahoria para el cuidado de la piel

794
0
Compartir
La zanahoria es antioxidante y un eficaz protector de la piel, previniendo sus procesos degenerativos
Foto: Philip Chapman-Bell

Aunque son muchas sus propiedades y beneficios para la salud, su alta concentración de carotenos la vuelve no sólo un excelente alimento antioxidante, sino un gran aliado del cuidado de la piel.

Como planta, la zanahoria presenta ventajas para el organismo, aunque es más famosa por su alta concentración de carotenos y provitamina A, que la vuelven un eficaz y sano bronceador.

Su denominación técnica es Daucus carota o zanahoria silvestre, y pertenece a la familia de las umbelíferas, y entre sus parientes se encuentran el apio, el nabo y el hinojo. Sus hojas son compuestas, sus flores blancas y amarillas, y la parte comestible es su raíz, carnosa, de aspecto coniforme y color rojo anaranjado.

El cultivo de la zanahoria para fines alimentarios es relativamente reciente, ya que originariamente la zanahoria era una planta venenosa. Fueron los franceses y alemanes quienes, a través de una paciente selección y cruces, neutralizaron su veneno, resultando en raíces famosas por ser un compendio de vitaminas.

Composición de la zanahoria

Contiene un 1,5% de proteínas, un 0,2% de grasas, 7,3% de azúcares y abundantes vitaminas, con un importante predominio de la vitamina A en forma de provitamina, igualando así a la espinaca, y conteniendo casi el doble que el perejil. También es rica en hierro, potasio y calcio, teniendo una menor concentración de fósforo, y su valor energético es de apenas 40 calorías por cada 100 gramos.

Entre sus azúcares contiene glucosa y sacarosa, contiene un 1,7% de fibra, y no faltan los fosfátidos como la lecitina y la glutamina. Pero lo que más destaca en la composición de la zanahoria es su gran concentración de caroteno o materia colorante amarilla, la provitamina A.

La composición de la raíz es muy compleja y entre sus azúcares contiene glucosa y sacarosa. También un 1,7% de fibra en estado bruto y casi otro tanto de cenizas. No faltan fosfátidos, muy apreciados en nutrición humana, como la lecitina y la glutamina. Pero sobre todo destaca por sus grandes cantidades de caroteno o materia colorante amarilla, la provitamina A.

Propiedades de la zanahoria

El cuerpo humano necesita 2 mg. diarios de vitamina A, y la zanahoria contiene entre 4 y 10 mg. por cada 100gr. Es por este motivo que la incorporación de la zanahoria en la alimentación infantil es fundamental para lograr un desarrollo armónico.

La zanahoria es antioxidante, es un eficaz protector de la piel, previniendo sus procesos degenerativos, y ayuda a la secreción de la leche materna. Por su contenido en fibra, también ayuda a regular los procesos intestinales, equilibrando la secreción biliar, y favorece el aumento de glóbulos rojos.

La zanahoria y el cuidado de la piel

Una alimentación rica en carotenos favorece la protección de la piel, haciendo que luzca suave, tersa y bronceada, protegiéndola de los daños causados por el sol.

Los betacarotenos activan la producción de melanina en el cuerpo y protegen la epidermis. Después del perejil, la zanahoria es el alimento con mayor proporción de betacarotenos del grupo caretanoides, que actúan como precursores de la vitamina A, dejándola a disposición del organismo para cuando éste la necesite.

Es por su alto contenido en betacarotenos que la zanahoria se presenta como un excelente antioxidante; los betacarotenos ayudan a neutralizar los radicales libres, moléculas reactivas con alta carga energética que dañan las membranas de las células y el material genético que contienen. La exposición excesiva al sol genera estas moléculas dañinas, por lo que el consumo de zanahoria durante el verano ayuda a prevenir el daño acumulativo en la piel.

Loción bronceadora a base de zanahorias

Un buen truco para lograr un bronceado perfecto es el zumo de zanahora, naranja y tomate.

Por un lado se pone en la licuadora 2 zanahorias y un tomate, y por el otro se extrae el jugo de una naranja. Luego se mezcla todo junto, y se toma el jugo resultante. Se recomienda empezar a tomando 1 zumo por día unos 15 días antes de exponerse al sol.

Esta bebida mezcla los betacarotenos del tomate y la zanahoria, promoviendo la formación de melanina y ayudando a proteger la piel, mientras que la Vitamina C protege del envejecimiento a causa del daño solar.

Zumo de zanahorias

A la hora de preparar zumo de zanahorias es importante limpiarlas primero. Pasándolas por agua se elimina polvo e impurezas, y luego se raspa la superficie con un cuchillo, pero sin pelar la piel, ya que es allí donde existe la mayor concentración de carotenos.

Un kilo de zanahorias rinde alrededor de ¼ de kilo de zumo. Se puede diluir con agua y añadirle miel y limón, o mezclarlo con zumo de naranjas recién exprimidas.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO