Las nueces, guardaespaldas del corazón

Las nueces, guardaespaldas del corazón

804
0
Compartir
Las nueces representan un gran aliado y un excelente complemento nutricional
Foto: Pauline Mak

Utilizadas en todo tipo de recetas y preparaciones, las nueces esconden minerales y vitaminas que ayudan a cuidar, prevenir y tratar enfermedades cardiovasculares.

Su nombre científico es Juglans regia, y es un fruto oleaginoso producto del nogal. Originario del sureste de Europa y China, sus principales productores son Estados Unidos, Turquía, China, Ucrania, Italia y Francia.
La nuez se comercializa con o sin cáscara, y se consume como tentempiés, se agrega a diferentes platos y ensaladas, postres y productos de confitería. Fresca es frágil, y se deben conservar en frigorífico y consumir rápidamente. No pasa lo mismo con las nueces secas; no se aconseja guardarlas en la nevera, ya que el frío entumece el aceite, provocando una pérdida en el sabor.

Composición y propiedades de las nueces

• Contiene por cada 100 gramos un aporte de 600 kilocalorías – un alimento altamente energético-, de las cuales el 80% corresponde a grasas o lípidos, 5 gramos a fibra dietética y aproximadamente entre 4 a 10 gramos a carbohidratos.

• Fuente de grasas esenciales, siendo un 90% del tipo mono y poli-insaturadas. Contiene ácido alfa-linolénico, ácido graso Omega 3, y metionina.

• Rica en minerales y oligoelementos; principalmente potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc y cobre. Y también vitaminas: A, E, B1, B6, y B9 o ácido fólico.

Las nueces y las enfermedades cardiovasculares

Los últimos estudios realizados revelaron que los frutos oleaginosos, como las nueces, las avellanas y las almendras, son beneficiosos para el sistema cardiovascular. Consumir entre 25gr. y 50gr. diarios reduciría el riesgo de padecer enfermedades coronarias gracias a:

  • La relación entre ácidos grasos insaturados y ácidos grasos saturados, con más de un 60% de pacidos poli-insaturados, un 20% de ácidos mono-saturados, y menos del 10% de ácidos saturados, que son lo que resultan perjudiciales para la salud.
  • Su contenido de magnesio, de alta biodisponibilidad, y la acción de este mineral en el organismo. Se sabe que la deficiencia de magnesio representa un factor de riesgo cardiovascular debido a la susceptibilidad de las células a las peroxidación.

Las nueces son ricas en grasas insaturadas y carentes de colesterol, motivo por el que se aconseja su consumo para quienes deban llevar a cabo una dieta baja en colesterol. Sin embargo no hay que olvidar que como todo fruto oleaginoso, las nueces son frutos altamente energéticos.; el aporte calórico debe de tenerse en cuenta a fin de mantener un equilibro en la dieta diaria, sobre todo en regímenes de adelgazamiento. Así mismo, deben de eliminarse por completo de dietas pobres en potasio o en fibra.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO