Las propiedades refrescantes del pepino

Las propiedades refrescantes del pepino

507
0
Compartir
El pepino resulta excelente para tratar erupciones cutáneas e inflamaciones
Foto: Stacy Spensley

A pesar de su fama como alimento indigesto, si se lo consume correctamente, el pepino resulta un excelente aliado para tratar problemas digestivos, neutralizar la acidez, alcalinizar el organismo, y hasta para nutrir y refrescar el cutis.

Aunque tiene fama de ser un alimento difícil de digerir, el pepino es en realidad de muy fácil digestión. Su mala fama se debe a una mala preparación; el pepino debería consumirse sin vinagre y preferentemente sin sal, ya que son éstos que lo hacen un alimento indigesto.

Al natural, bien lavado y sin cáscara no sólo no solamente es un alimento de fácil digestión, sino que también es refrescante, y recomendado para neutralizar la acidez excesiva en casos de diabetes, gota y artritismo. También ayuda a la circulación de la sangre, y posee efectos purificadores muy favorables para los intestinos.

Propiedades saludables del pepino

Comúnmente considerado una hortaliza, este fruto posee una moderada concentración de vitamina C; 100gr. de pepino aportan un 10% de la ingesta diaria recomendada de 60mg. al día. La vitmaina C ayuda a suprimir la nitrosamina, de carácter cancinogénico, por lo que protege de varios tipos de cáncer y potencia las funciones inmunológicas. Además posee fitoquímicos, como los fitosteroles y los terpenos, substancias inhibidoras del cáncer.

No contiene grasas, y su contenido de calorías y colesterol es bajo, y es muy utilizado en la medicina por sus cualidades emolientes, calmantes, refrescantes, y alcalinizantes. Por ejemplo, en casos de toxopasmosis, enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito, se suele recomendar comer únicamente pepino crudo por 40 días para lograr una profunda desintoxicación del organismo. También se recomienda su consumo en casos de tendencia a la necrosis, y cuando sea necesario neutralizar la acidez excesiva, como puede ser en casos de diabetes, gota, obesidad, artritis, etc.

Usos medicinales del pepino

Por su alto contenido de fibra, su consumo se aconseja en casos de estreñimiento. Una ensalada de pepino con zumo de limón y aceite de oliva previo a las comidas representa un eficaz remedio contra los dolores estomacales y la dispepsia.

El jugo o zumo de pepino es bueno para las inflamaciones del tubo digestivo y de la vejiga, así como también para los estados febriles. Combinado con miel de abejas es un excelente remedio para afecciones de la garganta como la afonía, inflamaciones, anginas, etc.
El pepino aporta silicio y azufre, que ayudan a fortalecer cabello y uñas. Además, el silicio refuerza tejidos y articulaciones; el zumo de pepino y zanahoria ayuda a calmar dolores en casos de artritis, además de disminuir el ácido úrico, ayudando a mantener los riñones sanos. El potasio, magnesio y fibra, abundantes en el pepino, ayudan a regular la presión arterial.

Uso externo del pepino

Macerando la pulpa de pepino en alcohol y luego destilarla se obtiene la llamada esencia de cohombro, utilizada en pomadas de aplicación externa que dan frescura y suavidad a la piel. También puede emplearse su jugo en pomadas, que además sirve como refrigerante.

El jugo de pepino resulta excelente para tratar erupciones cutáneas e inflamaciones. Si se le agrega clara de huevo y se aplica en el rostro unos 15 minutos, resulta una excelente loción casera para suavizar, nutrir y refrescar la piel, quitar manchas y pecas, y disminuir las arrugas. La emulsión de semillas de pepino, por su parte, se utiliza para tratar hemorroides, salpullidos, abscesos y erupciones cutáneas.

Una receta para este fin la hizo famosa la francesa Ninon de Lenclos, quien preparaba un aceite para rejuvenecer su piel al pelar y cortar ¼ kg. de pepinos y calentarlos -sin hervir- en 1 ½ litros de aceite de oliva. Una vez frío, se pasa por colador y el aceite queda listo para usar.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO