Light, diet, 0% colesterol: qué significa y cuál escoger

Light, diet, 0% colesterol: qué significa y cuál escoger

969
0
Compartir
Que un alimento sea “light” no implica que tenga una reducción de calorías significativa. Foto: Roadsidepictures

Light, diet, bajas calorías, cero azúcar, cero colesterol. Cada uno de estos términos define un tipo de producto determinado. Al contrario de lo que el saber común indica, no siempre son alimentos bajas calorías, bajos en grasas o azúcar, ni son todos iguales.

Al conocer el significado de estos términos vamos a saber elegir en forma adecuada. En especial si queremos bajar de peso o tenemos que cuidar especialmente nuestra alimentación por tener un régimen especial por alguna patología.

La diferencia entre diet y light

Los productos dietéticos no son necesariamente reducidos en calorías. El Código Alimentario Argentino, CAA, define a los “dietéticos” como aquellos alimentos preparados especialmente y que se diferencian de los originales en su composición u otras propiedades resultantes del proceso de fabricación, o de la adición, sustracción o sustitución de determinadas sustancias. Están destinados a satisfacer las necesidades particulares de nutrición y alimentación de determinados grupos poblacionales, como celíacos, hipertensos, diabéticos, con colesterol alto, lactantes, etc.

Entre estos alimentos podemos encontrar los libres de gluten, los infantiles, los enriquecidos y fortificados, los adicionados con fibra, los modificados en su composición nutricional y los suplementos dietarios. Las galletitas sin sal agregada, las tostadas con gluten, las leches fortificadas con hierro o sin lactosa, son ejemplos de alimentos dietéticos o diet.

La legislación argentina permite el uso del término “light” para establecer que en un producto se redujo un mínimo del 25% de su valor energético o el contenido de carbohidratos, azúcares, grasas totales, grasas saturadas, colesterol o sodio, con respecto al producto original. También pueden usarse las palabras “leve”, “bajo” y “reducido en”, para reemplazar el término “light”. Pero no permite el uso de “diet”, por lo que hay que tener especial atención en los productos con esta designación; leer las etiquetas es muy importante. Se emplea este término en la mayoría de los casos para las designaciones de alimentos dietéticos.

¿Son bajos en calorías?

¡Cuidado! ¡No se confundan ni se dejen mentir! Que un alimento sea “light” no implica que tenga una reducción de calorías significativa. En algunos casos, incluso, puede contener una cantidad de energía muy similar al producto original. Por ejemplo, existen quesos rallados, dulce de leche o galletitas “light” que son reducidos en grasas pero no lo son en calorías porque tienen más cantidad de hidratos de carbono o proteínas en su composición.

Para saber qué alimentos nos conviene elegir si estamos siguiendo un plan para adelgazar, debemos leer con atención las etiquetas y los rótulos nutricionales. Los alimentos dietéticos bajos en calorías no son adelgazantes, sino más sanos o aptos para personas con problemas de salud.

La mayoría de la gente acude a la sección de dietética de los supermercados pensando que todo lo que hay sirve para adelgazar, y no es así. Dietético significa equilibrado o “especial para”, y aunque esta sección incluye algunos productos bajos en calorías, la mayoría son alimentos elaborados de forma más natural, integrales o para personas con problemas: sin gluten para celiacos, sin azúcar para diabéticos, soja para gente con intolerancia a la lactosa, etc.

Sí es cierto que estos alimentos, al estar hechos con ingredientes más saludables, nos permiten llevar una alimentación más equilibrada y baja en grasas saturadas.

Las mermeladas bajas calorías aportan aproximadamente la mitad de las calorías de un producto tradicional, porque contienen endulzantes no calóricos. Pero también existen las mermeladas light, que brindan una reducción calórica no tan marcada -sólo 20% menos que las clásicas- y se elaboran con fructosa, una sustancia muy dulce con valor energético. Pero muchas veces estos productos tienen aditivos y sustancias que buscan imitar las características del producto original y son potencialmente nocivas. Mejor bajar la cantidad del producto original en algunos casos y siempre investigar el origen y composición del producto.

Cero calorías, cero colesterol, cero azúcar, bajo en grasas, sin grasas trans, son miles las designaciones para los productos hoy en día. Siempre es bueno investigar y asesorarse. No caer en las redes publicitarias y realizar una selección consciente a la hora de comprar.

Sean precavidos. Estudios indican que las gaseosas light son tan aconsejadas para beber sin engordar ni para diabéticos; paradójicamente, las gaseosas light aumentan el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Mejor omitir que consumir alimentos insípidos y llenos de conservantes y grasas hidrogenadas. La famosa mayonesa liviana o light tiene sustitutos o grasas similares a las empleadas para realizar jabón o dinamita.

La clave está en leer las etiquetas de los productos

  • Lea la etiqueta de los alimentos y productos alimenticios al comprar
  • Identifique la fecha de elaboración y vencimiento el producto
  • Fíjese en los ingredientes y aditivos que contienen los alimentos, en especial si usted o algún miembro de su familia padece de alguna alergia alimentaria.
  • Si quiere cuidar su salud, prefiera los alimentos Bajos, Livianos o Reducidos en grasa y calorías.
  • Elija aquellos alimentos que son Buena Fuente, Altos o Fortificados en calcio, hierro, ácido fólico o fibra dietética.
  • Lleve una dieta balanceada y variada, la moderación es la clave.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO