El calabacín, sus variedades y propiedades nutritivas

El calabacín, sus variedades y propiedades nutritivas

83
0
Compartir
Los hay alargados, cilíndricos y esféricos, más o menos bulbosos, y de colores que van del amarillo pálido al verde intenso. Foto: Javier Lastras

Conocido como calabacín en España, zucchini en Italia y zapallito en Argentina, contiene folato, vitamina C, vitamina B y beta-carotenos. Todo esto y más es lo que aporta esta sabrosa verdura que, por su alto contenido en agua, tiene efectos diuréticos y bajas calorías. Todas virtudes para un alimento que admite mil formas de preparación.

Gratinado al horno, rebozado y frito, en tortilla, con crema, en guiso, relleno, de guarnición… las formas de preparar zapallito son innumerables. Cultivado desde la antigüedad en multitud de regiones de todo el mundo, los historiadores parecen no ponerse de acuerdo sobre su procedencia. Algunos estiman que su cultivo comenzó en la India, mientras que otros sitúan su origen en América del Sur; de hecho, existen pruebas de que algunas subespecies se cultivaban en México hacia el año 5.000 a.C.

Los hay alargados, cilíndricos y esféricos, más o menos bulbosos, y de colores que van del amarillo pálido al verde intenso. La piel del zapallito se endurece y engrosa a medida que avanza la temporada, y en su interior alberga una pulpa muy tierna y varios centenares de semillas.

Propiedades nutritivas del zapallito

Teniendo en cuenta que es una de las verduras con más propiedades nutritivas, algo que era apreciado por nuestros antepasados, no es de extrañar su larga tradición histórica.

Una de las características alimenticias que lo convierten en un alimento tan recomendable es su alto contenido de vitamina C: una porción de 100gr. de zapallitos ligeramente hervidos suministra una cuarta parte del requerimiento diario recomendado. Posee además vitaminas E, B1, B2, B3, B6, potasiomagnesio, sodio, yodohierro, calcio y fósforo.  Posee una buena presencia de vitamina A en forma de carotenos -la clorofila de las hortalizas verdes enmascara el rojo de los carotenos. También son ricos en ácido fólico, necesario para la división celular, la formación de ADN, ARN y proteínas en el organismo.

Beta-carotenos, fibra y agua presentes en el calabacín

El zucchini es muy rico en beta-carotenos, que el cuerpo transforma en vitamina A. Los beta-carotenos protegen la piel, ayudando a contrarrestar los daños causados por el sol y favorecen el bronceado. Dadas sus propiedades antioxidantes, también ayudan al organismo a protegerse de los efectos nocivos de los radicales libres.

Su alto contenido de fibra lo vuelve ideal para quienes padecen de estreñimiento. Y sumado a su bajo contenido calórico –apenas 15 calorías cada 100gr.-, y su gran contenido de agua -95%, que le brinda propiedades diuréticas-, es ideal para dietas de baja de peso.

Variedades de zapallito

Las variedades más comunes son el alargado y el redondo, ambos verdes por fuera y blanco por dentro. Pero también los hay de piel amarilla, a rayas o jaspeada, casi siempre comestible. Procede de una planta pelosa, de hojas verdes, redondeadas y lobuladas que hoy en día se cultiva en la zona mediterránea, Holanda, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña y muchos países de América del Sur.

Aunque la época de los calabacines es el verano, se pueden adquirir en cualquier estación del año. A la hora de comprarlos, deben ser de un color verde intenso, y firmes al tacto. Son mejores los pequeños porque tienen menos pepitas y su carne es más tierna. El corte del tallo ha de ser fresco y reciente.

No es necesario pelarlos cuando se trata de piezas tiernas. Basta con rasparlos ligeramente y luego enjuagarlos. En imprescindible guardarlos en un sitio fresco, de manera que duren, aunque comenzarán a perder parte de sus propiedades a partir del cuarto día.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO