Ayudas naturales contra el Helicobacter Pylori

Ayudas naturales contra el Helicobacter Pylori

783
0
Compartir
La infección con H. pylori es común, alrededor de dos tercios de la población mundial lo tiene en su cuerpo. En 1982, se encontró que el H. pylori era la causa de la mayoría de las úlceras de estómago.

La Helicobacter Pylori es una bacteria que infecta la mucosa estomacal. Muchas úlceras y gastritis se deben a infecciones causadas por ella. Vive exclusivamente en el estómago humano, siendo el único organismo conocido que puede subsistir en un ambiente extremadamente ácido.

En la actualidad, muchas las personas han sido infectados o sobreviven sin saber que poseen esta bacteria alojada en su estómago. Solo se desarrolla en los intestinos y por lo general se contrae desde la infancia.
Las condiciones higiénicas están estrechamente ligadas con la infección de esta bacteria. De hecho, los países donde los contextos son insalubres tienen una proporción de infección mucho más alta.

Factores que incrementan el riesgo de una úlcera a causa de Helicobacter Pylori

Para que la Helicobacter Pylori desarrolle síntomas patológicos tienen que coincidir con otros factores, tales como:

  • Respuesta inmunitaria anormal en el estómago.
  • Ciertos hábitos cotidianos, como tomar café, fumar y consumir alcohol.

Síntomas de la enfermedad

Dolor abdominal. Eructos y regurgitación. Distensión y sensación de plenitud. Dispepsia o indigestión. Sentir mucha hambre de 1 a 3 horas después de comer. Náuseas leves (que se pueden aliviar al vomitar).

La infección por esta bacteria puede ser por motivos diversos:
La causa más común es el contacto heces-boca. Es decir, si después de defecar la persona no se lava las manos. Otros motivos son el consumo de agua contaminada y el acercamiento con animales infectados.

Maneras de combatirla a través de la dieta

Puesto que este tipo de bacterias sobreviven en un medio muy ácido, regular el pH interno es la clave para combatir parásitos patógenos.
Generalmente el tratamiento convencional es a base de antibióticos. Pero en algunos casos hasta se hacen resistentes a éstos y no es fácil erradicarlas. Si desea realizar un tratamiento natural puede animarse a regular el pH sanguíneo.
La depuración orgánica a base de ensaladas y frutas frescas bien lavadas en la que predominen los alimentos alcalinos debería ser la base de nuestra alimentación. Es mejor evitar los alimentos que acidifican el organismo y son propensos a facilitar la reproducción de este tipo de bacterias. Entre estos están las carnes, los hidratos de carbono refinados y todos los azúcares. También es fundamental combinar correctamente los alimentos para no producir fermentaciones pútridas que produzcan dispepsias o flatulencias.
Como se debe evitar la acidez estomacal es muy eficaz tomar regularmente (sobre todo antes de la comida principal) un licuado a base de papa cruda, apio y zanahoria por su poder alcalinizante y rico en potasio. Los purés o cremas suaves son muy beneficiosos: purés de calabaza, cebolla, puerros y papa.

Consejos útiles: Evitar el café, alcohol, bebidas gaseosas y alimentos que produzcan gases. Procure comer de forma pausada en un ambiente agradable con una buena masticación y salivación, ya que permite mejorar las digestiones.

Ayudas naturales para tratar las úlceras

1) Sangre de Drago: Esta resina vegetal protege y repara las mucosas gastrointestinales. Combate con eficacia la acción de la bacteria intestinal Helicobacter pylori, al alcalinizar el medio donde prospera y dificultar así su reproducción. Se recomienda también para mediar en infecciones gástricas e intestinales en gastroenteritis, gastritis, colitis ulcerosas, diarreas y síndrome del colon irritable.

2) Zinc: Aumenta la producción de mucílago, dando más protección contra las úlceras pépticas y regenerando los tejidos afectados.
Ver más de este suplemento -Click Aquí-

3) Chitosan: Forma un gel que absorbe el jugo gástrico. Esto provoca que cambie el pH del estómago, generando la muerte o evacuación del Helicobacter pylori.
Ver más de este suplemento -Click Aquí-

4) Graviola: Posee unas cualidades anti-bacterianas, antimicóticas y antiparasitarias, que la convierten en un remedio efectivo contra las infecciones por bacterias, parásitos y hongos. Ver más de este suplemento -Click Aquí-

5) Fango: Se recomienda tomar regularmente agua con un poco de fango disuelto entre comidas para alcalinizar y absorber elementos tóxicos de la mucosa estomacal.

6) Cúrcuma: Beneficia la integridad gástrica. Aumenta la mucina, constituyente principal de la mucosidad del estómago. Incrementa la producción de las enzimas pancreáticas y de gastrina y secretina.

Entre las hierbas y remedios naturales para combatir la acidez y proteger la mucosa estomacal se encuentran: Llantén, Malvavisco, Manzanilla, Regaliz, Hipérico, Tamarindo, Menta, Jengibre.

Alimentos que actúan como calmantes

Entre ellos destacamos: Ajo, cebolla, echinacea o equinácea, jengibre, tomillo, romero, menta y tila.

Ajo: es un antibiótico natural muy potente, que no mata las bacterias benéficas del organismo como los antibióticos sintéticos de farmacia.
Conozca el Ajo Negro en capsulas -Click Aquí-

Equinácea: La parte más utilizada de esta planta medicinal es la raíz, que contiene equinacina, ácido cafeico y ácido chicórico. Estos principios activos incrementan la producción de glóbulos blancos y de interferón (una proteína sintetizada por nuestro propio cuerpo que neutraliza los virus). Gracias a estos componentes, la equinácea se ha ganado el sobrenombre de “antibiótico vegetal”.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO