¿Cómo dejar la Coca-Cola con éxito?

¿Cómo dejar la Coca-Cola con éxito?

930
1
Compartir

Las gaseosas pueden resultar para muchos “adictivas”, por lo que bajar o abandonar su consumo parece una odisea. Aquí algunas claves para renunciar a ellas de forma más fácil.

Acciones recomendadas a la hora de dejar la Coca-Cola u otros refrescos:

1) Identificar por qué quiere dejar las gaseosas.

Para tener éxito en el objetivo, se necesita una razón lo suficientemente fuerte.
No necesita una gran lista de razones; sólo una que sea suficiente para moverlo. Puede ser para perder peso, estar sano, por un problema de salud puntual, etc. Utilice esta razón para dejar el hábito. Cada vez que sienta el deseo de rendirse, es bueno recordar eso.

2) Deshágase de las gaseosas en casa.

Si quiere dejar las gaseosas, debe dejarlas ahora.
No se diga que va a dejar de beber después de haberse terminado todas las bebidas de la heladera o nevera. Puede parecer una pérdida, pero es mejor eso que beberlas y arruinarlo.

3) Quitarse la costumbre lentamente

Si el paso anterior no funciona, comience lentamente.
Si suele beber varios vasos de refresco al día, se sugiere primero la reducción a uno al día. Darse dos semanas, y luego cambiar a tres refrescos a la semana. Te da la oportunidad de adaptarse gradualmente, lo que debería conducir a un cambio real y sostenible.

4) Haga bebidas sustitutas saludables.

Después de abandonar las gaseosas, me cambié por agua, aguas saborizadas caseras, leches vegetales o jugos de frutas naturales.
Recomiendo no sustituir refrescos con café – ya que posee altos niveles de cafeína, por lo que no se recomienda consumir en grandes cantidades.

5) Lleve un registro de su consumo. 

¿Cuántas gaseosas estás bebiendo todos los días? ¿Tomo una hoy? ¿Ayer? ¿El día antes? Haga un registro de las veces que consume. Poniendo como objetivo reducir en un 50% cada semana su consumo, hasta que finalmente sea un 0%.

6) Mezclar con agua.

A veces se sugiere comenzar bebiendo medio vaso con gaseosa y medio con agua. La ventaja más destacada es que se recorta la dulzura que se obtiene de la Coca, que es una de las cosas que la gente no consigue desacostumbrarse. Si está bebiendo menos azúcar, sus papilas gustativas van a cambiar y pronto no será necesario endulzarse más.

7) Beba un vaso de agua primero.

Cada vez que sienta el impulso de beber una gaseosa, tomar un vaso de agua con hielo antes. Muchas veces, las personas beben refrescos simplemente porque están aburridos o tienen sed, y eso es lo que está disponible, o eso es lo que están acostumbrados. En todo caso, ayudará a tomar luego menos gaseosa.

8) Tener una botella de agua en todo momento.

No sólo perderá la sed, también es más económico.

9) Asegúrese que descansa lo suficiente.

De esta manera evitará recurrir a refrescos con cafeína para mantenerse despierto durante el día.

10) Guárdela para ocasiones especiales.

Una vez que eres capaz de romper tu hábito regular y la bebida pierde su control sobre ti, puede ser tratada como cualquier otra comida chatarra: Si realmente ama el sabor, no hay nada malo con una indulgencia ocasional.
De hecho, a sabiendas de que puede tomar un refresco haciendo “trampa” un día o durante una noche especial puede ayudar a resistir su consumo de forma regular.
Sólo hazlo desde un lugar de la educación: Si entiende que la gaseosa es esencialmente sólo azúcar y saborizantes artificiales, entonces puede ser más inteligente acerca de cuándo o si realmente la va a elegir para beber nuevamente.

11) Perseverar.

A medida que comience cortar la Coca-Cola y los refrescos de su vida, es posible que aparezcan síntomas de abstinencia en la primera semana (dependiendo la clase de bebedor que era). Estos síntomas pueden aparecer en forma de inquietud, ansiedad, antojos a beber de nuevo. ¡Dele pelea! Estos comenzarán a desvanecerse después de unos días en cara a su determinación.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

1 COMENTARIO

  1. […] ¿Por qué? Un refresco estándar de 330 ml contiene entre 4-7 cucharaditas de azúcar, que entrará rápidamente en el torrente sanguíneo que conduce a un pico de insulina. El jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS) es a veces el azúcar que se usa en las bebidas gaseosas, lo que no solo afecta las calorías, sino que también contribuye a la enfermedad hepática grasa ya los niveles elevados de colesterol. Los refrescos ‘light’ o sin azúcar suelen reemplazar al azúcar con edulcorantes, que son sustancias químicas artificiales que son una carga innecesaria para el cuerpo. La investigación ha demostrado que las gaseosas bajas en calorías no ayudan con la pérdida de peso. ¿Como abandonar el consumo de estas bebidas? -MIRA AQUÍ- […]

DEJA UN COMENTARIO