Comer más sano: 5 fáciles reemplazos

Comer más sano: 5 fáciles reemplazos

329
0
Compartir
Foto: foodiesfeed

La experta de salud y alimentación Amelia Freer nos ofrece alimentarnos mejor con simples cambios en nuestra alimentación diaria. Tome nota y compruebe los efectos de comer mejor…

La renombrada terapeuta nutricional Amelia Freer, se ha convertido en una estrella con derecho dentro de la industria de la salud por sus principios. Con el lanzamiento de su biblia de salud “Eat, Nourish, Glow” (comer, nutrir, brillar), le pedimos que nos presentara cinco consejos fáciles para modificar en la alimentación e integrar así una cocina más saludable en la rutina diaria:

1. Abandona: La leche de vaca

Intercambia por: Leche de coco, almendras no azucaradas, castañas de cajú (anacardo) o leche de arroz.

¿Por qué? Aunque los productos lácteos tienen muchos atributos positivos, cada vez hay más pruebas de que es mejor evitarlos o al menos mantenerlos al mínimo.
Es uno de los siete alimentos más alergénicos y puede desencadenar problemas de salud tanto digestivos como sistémicos como eccema, asma, aumento de la producción de moco y bajo estado de ánimo.
El 95% de la población mundial son intolerantes a la lactosa, lo que contribuye a problemas digestivos como la diarrea y los gases.

Contrariamente al mito creado por la industria láctea, los productos lácteos no son necesarios para la salud ósea: nueces, semillas, legumbres, pequeños pescados y verduras -como el brócoli-, proporcionan mejores y más absorbibles fuentes de calcio que los productos lácteos. El consumo de productos lácteos está asociado a un mayor riesgo de cánceres hormonerelados, ya que contiene una hormona de crecimiento llamada IGF-1 (factor de crecimiento similar a la insulina), ideal para los terneros jóvenes pero no tan bueno para las mamas, los ovarios o la próstata de los humanos. La leche es una fuente de grasa animal, que puede tener un efecto pro-inflamatorio debido a sus altos niveles de ácido araquidónico.

2. Abandona: El chocolate con leche

Intercambia por: 70% de chocolate negro o sin azúcar, chocolates crudos disponibles en tiendas de alimentos saludables. Para los más aventureros, hágalo casero con polvo de cacao, mantequilla de coco y azúcar de coco.

¿Por qué? El chocolate se cita a menudo como un superalimento, ya que es rico en antioxidantes y minerales. Sin embargo, esto se aplica más específicamente al chocolate crudo. El chocolate procesado es otra cosa, el chocolate negro de buena calidad con más del 70% de cacao es mejor que el chocolate con leche.

¿Sabía usted que la palabra ‘cacao’ describe el chocolate crudo, mientras que el ‘cocoa’ describe el chocolate elaborado al 71%? Elije el cacao si se puede! El chocolate con leche es más bajo en cacao y rico en azúcar, anulando gran parte de lo que es ‘súper’ acerca de este ‘alimento de los dioses’.

3. Abandona: Las gaseosas (refrescos)

Intercambia por: Agua de coco efervescente, agua gasificada con lima fresca, limón o naranja exprimida, menta fresca o romero, cubitos de hielo de frutas o hierbas, kombucha, tisanas heladas. El jugo de fruta es alto en azúcar así que si lo está usando, diluya 50:50 con agua o agua con gas.

¿Por qué? Un refresco estándar de 330 ml contiene entre 4-7 cucharaditas de azúcar, que entrará rápidamente en el torrente sanguíneo que conduce a un pico de insulina. El jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS) es a veces el azúcar que se usa en las bebidas gaseosas, lo que no solo afecta las calorías, sino que también contribuye a la enfermedad hepática grasa ya los niveles elevados de colesterol. Los refrescos ‘light’ o sin azúcar suelen reemplazar al azúcar con edulcorantes, que son sustancias químicas artificiales que son una carga innecesaria para el cuerpo. La investigación ha demostrado que las gaseosas bajas en calorías no ayudan con la pérdida de peso. ¿Como abandonar el consumo de estas bebidas? -MIRA AQUÍ-

4. Abandona: El azúcar

Intercambia por: Azúcar de coco, stevia, xilitol, jarabe de arce o polvo de miel, mantequilla de coco.

¿Por qué? La mejor manera de abordar la reducción de azúcar es aceptar que cuanto menos azúcar coma, más rápido se adaptarán sus papilas gustativas y más rápido sus antojos se irán. Los alimentos menos procesados, los azúcares naturales, como el jarabe de arce o la miel, son algo mejores que el azúcar de mesa blanco, pero sigue siendo el azúcar y todavía provocar una respuesta de insulina.
¿Como comer menos azúcar? -MIRA AQUÍ-

5. Abandona: La margarina

Intercambia por: Manteca orgánica, ghee o mantequilla de coco.

¿Por qué? La margarina se hace generalmente de los aceites, que contienen omega-6. Históricamente, eran más altos en grasas y aunque esto ha mejorado un poco, es mejor comer alimentos que no han sido tan manipulados y no dispongan grasas trans. Manteca ha tenido mala fama durante muchos años, pero la recomendaría (con moderación) en reemplazo de la margarina para aquellos que no son sensibles a los productos lácteos. La manteca clarificada puede ser mejor tolerada para aquellos que lo son.

La manteca es una gran fuente de ácido butírico, que en realidad ayuda a curar el intestino. Aceite de coco es una gran alternativa de mantequilla y puede extenderse bien a temperatura ambiente. Si no desea el sabor de coco, pruebe una de las marcas que son “libre de aroma”. El aceite de coco es adecuado para cocinar a altas temperaturas ya que los aceites son muy estables y no se oxidan fácilmente.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO