Los ingredientes tóxicos de tu pasta dental

Los ingredientes tóxicos de tu pasta dental

145
0
Compartir
Foto: Ph Pexel

La boca es un órgano altamente absorbente. Por eso, las sustancias químicas que se ocultan en su pasta dental encuentran una vía rápida para llegar hacia el torrente sanguíneo. Recuerde que una alimentación saludable junto con los elementos de higiene bucal adecuados, son la clave para una salud oral óptima.

Aquellos ingredientes dañinos que aparecen en su cepillo dental dos o más veces al día suelen acumularse. Incluso algunas de las sustancias químicas que contienen pueden pasar a la sangre.
Por otro lado, algunos medicamentos se administran de forma sublingual. Mientras que usted se lava los dientes, los ingredientes entran en sus encías y boca. Por estos motivos, debe ser muy cuidadoso al elegir su pasta dental. Muchas marcas populares contienen ingredientes dudosos, que es mejor evitar.

Conoce opciones de pastas dentales libres de químicos -CLICK AQUÍ-

Los componentes que usted debería evitar

1- Triclosán

Si bien el triclosán ayuda a prevenir la gingivitis, este beneficio trae graves consecuencias. Por ejemplo, la interrupción endocrina. Las sustancias químicas interruptoras endócrinas son una preocupación seria, ya que pueden promover una amplia variedad de problemas de salud, como cáncer de seno, ovario, próstata y testicular, bebés prematuros y de bajo peso, pubertad precoz en las niñas y testículos no descendidos en los niños.
Algunos estudios con animales mostraron que ocasiona malformaciones óseas en los fetos de ratones y ratas. Además, podría interferir con un tipo de señal celular en el cerebro y el corazón.
Es necesario tener cuidado, ya que es posible encontrarlo no solo en pastas de dientes, sino también en jabones, maquillaje y más elementos de cuidado personal. De todas formas, la pasta dental parece ser uno de los vehículos de distribución más poderosos de esta sustancia química.

2- Lauril Sulfato de Sodio (SLS)

Muchas pastas contienen surfactantes como el lauril sulfato de sodio. Los surfactantes son sustancias químicas responsables de la acción espumosa del cepillado. Pero también interfieren con el funcionamiento de las papilas gustativas, al descomponer los fosfolípidos en la lengua.
Esto realza los sabores amargos (se cree que es la razón de que todo tenga mal sabor después de lavarse los dientes). El SLS también fue vinculado con la irritación de la piel y las dolorosas aftas. Las investigaciones sugieren que las personas con aftas recurrentes deberían usar una pasta dental sin contenido de este ingrediente.
Sin embargo, uno de los principales problemas es que su proceso de fabricación ocasiona que esté potencialmente contaminado con dioxano, un subproducto cancerígeno.
Además, libera compuestos orgánicos cancerígenos volátiles en el ambiente.
El SLS está registrado como un insecticida y puede tener efectos tóxicos en la vida marina, como en los peces, insectos y crustáceos.

3- Endulzantes artificiales

El aspartamo es común en las pastas de dientes comerciales. Está principalmente hecho de ácido aspártico y fenilalanina.
El enlace metil fenilalanina, llamado metil éster, es muy débil, lo que permite que el grupo metilo de la fenilalanina se descomponga fácilmente y forme metanol. El problema número dos está relacionado al hecho de que los seres humanos son los únicos mamíferos que no están equipados con un mecanismo biológico protector que descomponga el metanol en un ácido fórmico inofensivo.
En los seres humanos, el alcohol metílico viaja a través de los vasos sanguíneos hacia las áreas sensibles, como el cerebro, donde el metanol se convierte en formaldehido, capaz de causar enormes daños en los tejidos.
Los síntomas por el envenenamiento por metanol son muchos. Entre ellos encontramos dolores de cabeza, zumbido en los oídos, mareos, nausea, malestares gastrointestinales, debilidad, vértigo, escalofríos, lapsos de la memoria, entumecimiento, dolor en las extremidades, alteración del comportamiento y neuritis.

4- Fluoruro

Desde hace mucho se declaró al fluoruro como la respuesta al deterioro dental, aunque en años recientes se ha estudiado con detenimiento. Un estudio revolucionario publicado en la revista Langmuir reveló que la capa de fluorapatita supuestamente benéfica que se forma en los dientes con el fluoruro tiene muy poco grosor. Los científicos se preguntan si esta capa ultradelgada puede realmente proteger el esmalte y brindar beneficios, ya que se elimina con tan sólo masticar.
La pasta dental con fluoruro es a menudo la única y mayor fuente de consumo de fluoruro en los niños jóvenes. Asimismo, es un gran factor de riesgo de fluorosis dental deformante. Esto se debe a que los niños tragan gran cantidad de la pasta que ponen en su boca.
Tragar fluoruro, así como beber agua fluorada, es muy dañino para la salud. Según las investigaciones, el fluoruro es una sustancia química tóxica que se acumula en los tejidos con el tiempo, causa estragos en las enzimas y produce una variedad de efectos adversos serios en la salud, como disfunción neurológica y endocrina.
Los niños corren más riesgo de los efectos adversos por la exposición excesiva. Por lo tanto, si tiene un niño pequeño, se recomienda que utilice pasta dental sin fluoruro. Aunque también esto se aconseja para los adultos.

5- Glicol Propileno

Es un tipo de aceite mineral que en la industria, se utiliza en anticongelantes, pintura, esmaltes y en el antihielo de los aviones. En el caso farmacéutico, se usa en muchos productos para el cuidado personal, como en la pasta de dientes, como un surfactante.
Las investigaciones acerca de la seguridad de este ingrediente en productos de cuidado personal no son suficientes. Aunque se ha descubierto que irrita la piel, los ojos y los pulmones y que podría ocasionar toxicidad en los órganos.

6- Dietanolamina (DEA)

La DEA se encuentra en muchos productos espumosos, como la pasta dental. Es un interruptor hormonal conocido y puede reaccionar con otros ingredientes para formar un cancerígeno potencial llamado NDEA (N-nitrosodietanolamina), que se absorbe fácilmente a través de la piel y ha sido relacionado con el cáncer de estómago, esófago, hígado y vejiga.
El Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) clasifica la DEA con el número 10 en su base de datos de cosméticos (la clasificación más tóxica) debido a la gran preocupación sobre su toxicidad en los órganos y la irritación, en conjunto con un riesgo moderado de cáncer. La Agencia de Protección Ambiental de California clasifica a la DEA como un posible cancerígeno humano.

7- Microperlas

Las microperlas son pequeñas bolitas de plástico que se encuentran en los geles de baño, exfoliantes faciales y pasta dental, entre otros. Estas microperlas se van por el drenaje, pasan a través de los filtros de las plantas de tratamiento de agua y llegan al ambiente. Las microperlas plásticas absorben toxinas del agua y son consumidas por una gran cantidad de vida marina, y finalmente por los seres humanos.
Hay una buena razón para boicotear las pastas dentales que contengan microperlas. El año pasado, un higienista dental de Dallas reportó haber encontrado microperlas en los dientes de sus pacientes. Los pedacitos se encontraban en la pasta con microperlas y se quedaban atrapadas bajo las encías de los pacientes. Esto le da a los alimentos y a las bacterias una entrada a la línea de las encías, que podría causar gingivitis.

Dejanos tus Comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.